Datos sobre los biomas de agua dulce

Escrito por Eleanor McKenzie ; última actualización: February 01, 2018
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Los biomas de agua dulce se caracterizan por el bajo contenido de sal del agua y se encuentran predominantemente alrededor de los lagos, las lagunas y los ríos. Los factores abióticos son los aspectos no vivos del bioma que afectan a los organismos vivos, como las plantas y los animales. Las condiciones abióticas favorables son necesarias para mantener un bioma y permitir que los organismos vivos prosperen y se reproduzcan.

Luz solar

La luz solar es un factor abiótico importante en cualquier bioma, pero afecta a cada uno de una manera única. En los biomas de agua dulce el aspecto del sol afecta a la absorción de la luz. Durante el día, cuando el sol se encuentra alto, el agua absorbe más luz. A la noche sucede lo inverso. La presencia de nubes afecta la intensidad de la luz solar disponible y disminuye la cantidad de tiempo que el agua tiene para absorber la luz solar. Algunas especies de plantas de agua dulce necesitan una cantidad específica de luz solar diaria para realizar la fotosíntesis, por eso, las variaciones de la luz solar influyen sobre las plantas que pueden sobrevivir.

Oxígeno

Ya sea que el agua se mueva o se quede quieta, afecta a los organismos del bioma. Puede afectar en particular a la cantidad de oxígeno disponible. La concentración del oxígeno del agua influye en las especies que puede sobrevivir allí, ya que los animales dependen del oxígeno para la respiración. Tres factores clave afectan la concentración de oxígeno del agua: el tamaño de la superficie expuesta al aire, la circulación del agua mediante las corrientes de convección, más el oxígeno que producen las plantas. Como la temperatura tiene un efecto en los niveles de oxígeno, la profundidad del agua también influye en los niveles de oxígeno.

Temperatura

Los organismos vivos prosperan a temperaturas óptimas específicas. Dentro de los lagos, por ejemplo, puede existir una diferencia enorme entre la temperatura cercana a la superficie y la del fondo del lago. Esto varía de acuerdo con la estación. Durante el verano, la temperatura de la superficie puede ser de 22 grados C, mientras que en el fondo es tan sólo de 4 grados C. Durante el invierno, el fondo del lago puede estar todavía a 4 grados C, mientras que la superficie se encuentra en el punto de congelamiento. Con los vientos se ayuda a regular las temperaturas de los lagos, ya que éstos mezclan el agua de las diferentes capas, que se equilibran.

Precipitaciones

El ciclo del agua cumple una función importante en el mantenimiento de los biomas de agua dulce. Los biomas, en particular los más grandes, también tienen un efecto sobre el clima. Los lagos necesitan lluvias para reponer el agua que se pierde mediante la evaporación, o el vapor de agua que se junta en el aire y forma nubes. Una vez que se encuentran sobre tierra firme, la humedad acumulada cae en forma de lluvias o precipitaciones. Estas precipitaciones regresan a los lagos. La nieve que se derrite es otra fuente de agua que mantiene los lagos llenos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article