Cómo cultivar berros hidropónicamente

Escrito por Cindy Quarters ; última actualización: February 01, 2018
El berro es un producto ideal para la hidroponía.

El berro, como su nombre lo indica, es una planta que ama el agua, por lo que crece muy bien cuando se cultiva en sistemas hidropónicos. A pesar de que la hidroponía puede ser costosa cuando acabas de empezar, en realidad no tiene que serlo. Muchas plantas, especialmente los berros, crecen bien cuando están mojados y prosperan en un sencillo sistema flotante que puedes fabricar a base de unos pocos materiales simples.

Corta una serie de agujeros en la hoja de espuma de poliestireno. El tamaño de los agujeros debe adaptarse a los tapones de lana de roca y debe ser capaz de mantenerlos en su lugar para que no se caigan. Deja un espacio entre ellos de 3 pulgadas (8 cm) en todos los sentidos para que las plantas crezcan. No hagas ningún agujero menor a 2 pulgadas (5 cm) de los bordes para evitar que los orificios debiliten los bordes de la espuma de poliestireno. Esta balsa soportará tus plantas en crecimiento.

Coloca un tapón de lana de roca en cada hoyo. El tapón debe quedar ajustado. Si queda flojo, trata de añadir un poco de agua a fin de que se expanda en su lugar. También puedes embalarlo con las piezas cortadas de lana de roca o con bolas de algodón.

Coloca el recipiente en una zona que reciba varias horas de sol por día, pero que también tenga suficiente sombra. Puedes cultivar en el interior con unas luces fluorescentes colocadas a unas 4 pulgadas (10 cm) por encima de las plantas en crecimiento que permanezcan encendidas entre 12 y 14 horas al día.

Llena el depósito con 3 pulgadas (8cm) de la parte superior con la solución nutritiva hidropónica. Puedes comprar nutrientes concentrados y luego mezclar de acuerdo a las instrucciones del fabricante o puedes hacer tu propia mezcla. Para hacer la tuya, añade 1 cucharadita de sales de Epsom y 2 cucharaditas de fertilizante 20-20-20 soluble en agua con micronutrientes a cada galón (3.8 l) de agua y mezcla bien.

Conecta la manguera a la piedra y a la bomba de aire. Coloca el difusor de aire en la parte inferior de la bandeja. Esto oxigenará la solución nutritiva, llevando aire a las raíces de las plantas y ayudándoles a crecer. Coloca la bomba donde no se moje y conéctala.

Pon a flotar la balsa de espuma de poliestireno en la solución nutritiva. Pon las semillas de berro en la pequeña cavidad en la parte superior de cada uno de los cubos y cúbrelas con unos trocitos desmenuzados de lana de roca. Las plantas comenzarán a crecer rápidamente y se pueden cosechar cuando alcancen el tamaño deseado.

Consejos

Escalona las siembras para que plantes parte de los berros cada 2 semanas hasta que esté todo plantado. Esto te dará una cosecha continua.

Advertencias

Es esencial que la bomba de aire no se moje para que no cause un corto circuito que pueda iniciar un incendio.

Créditos fotográficos

  • Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article