Cuatro factores que generan corrientes oceánicas

Escrito por Sam Ashe-Edmunds ; última actualización: February 01, 2018
Las corrientes son causadas por factores tales como el viento, la temperatura y la gravedad.

Hay varios factores que afectan la manera en que son generadas las corrientes oceánicas (agua en movimiento), incluyendo una combinación de dos o más de dichos factores. Los diferentes tipos de corrientes (a las que se hace referencia como superficiales o termohalinas, según su profundidad) son creados, entre otras cosas, por el viento, la densidad del agua, la topografía del fondo del océano y el efecto Coriolis.

Viento

El viento es el factor más importante en la creación de las corrientes superficiales. Los fuertes vientos que se desplazan a través de una extensión de agua mueven la superficie de ésta. Estos vientos fuertes no son brisas al azar; los principales vientos que con mayor frecuencia afectan la creación de las corrientes oceánicas son los vientos del oeste, los que soplan de oeste a este, y los vientos alisios, los que soplan de este a oeste.

Densidad del agua

Otro factor importante en la generación de corrientes es la densidad del agua, causada por la cantidad de sal en una masa de agua y su temperatura. El agua con una salinidad más alta, o agua más fría, es más densa y propensa a hundirse. El agua que se hunde empuja el agua de abajo hacia arriba. Cuando se combina el hundimiento y la elevación de agua en la misma zona se genera una corriente.

Topografía del fondo oceánico

El agua contornea la topografía del fondo o lecho oceánico. Si el fondo del océano "se retira", como en un valle o una zanja, el agua que se mueve se desplaza hacia abajo. Si hay una elevación en el fondo del océano, como una cresta o montaña, el agua que se mueve a lo largo ésta se verá forzada hacia arriba. El cambio repentino de dirección hacia arriba o abajo causa un desplazamiento del agua y crea una corriente.

Efecto Coriolis

Cuando un objeto giratorio choca contra otra fuerza en movimiento o estacionaria, crea un nuevo movimiento. La rotación de la Tierra crea dos corrientes: una, un movimiento de agua en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio norte; y la otra, un movimiento de agua en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio sur. Cuando estas corrientes son desviadas por las masas de tierra, crean corrientes marinas enormes llamadas giros oceánicos.

Sobre el autor

Sam Ashe-Edmunds has been writing and lecturing for decades. He has worked in the corporate and nonprofit arenas as a C-Suite executive, serving on several nonprofit boards. He is an internationally traveled sport science writer and lecturer. He has been published in print publications such as Entrepreneur, Tennis, SI for Kids, Chicago Tribune, Sacramento Bee, and on websites such Smart-Healthy-Living.net, SmartyCents and Youthletic. Edmunds has a bachelor's degree in journalism.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article