Cómo coserle la cola a un disfraz de ardilla

Escrito por Kittie McCoy ; última actualización: February 01, 2018
squirrel image by MateiA from Fotolia.com

Para darle un toque final a tu disfraz casero de ardilla puedes coserle una cola hecha de piel artificial. Las pieles artificiales se pueden encontrar en casi cualquier mercería y es posible que haya más disponibles durante los días cercanos al día de brujas. Si no puedes encontrar este tipo de material, busca algún material grueso como para tapicería o lana. Tómate tu tiempo al hacer la cola para asegurarte de que quedes satisfecha con el resultado final.

Dobla al medio un pedazo de piel artificial uniendo los lados del derecho. Une el material con alfileres para que no se desdoble mientras estés trabajando.

Dibuja sobre el material un rectángulo de aproximadamente 20 pulgadas (50,8 cm) por 10 pulgadas (25,4 cm). La cola terminada va a ser apenas más pequeña que este rectángulo.

Corta el rectángulo del material doblado. Como resultado obtendrás dos rectángulos peludos.

Cose los dos bordes largos del rectángulo y uno de los bordes cortos, uniendo los dos lados peludos.

Da vuelta la cola, con el lado derecho hacia afuera. Dobla o enrolla las últimas 2 a 4 pulgadas (5,08 a 10,16 cm) de la cola y colócala en el lugar adecuado con la ayuda de alfileres imperdibles para que parezca que la cola tiene forma de curva.

Rellena la cola con poliéster o guata. Cose la abertura en el extremo de la cola para cerrarla cuando estés satisfecha con la apariencia de la cola.

Coloca alfileres o cose el extremo que quedo sin doblar de la cola a la espalda de tu disfraz de ardilla. Utiliza más alfileres para unir la parte superior de la cola a la parte superior de tu disfraz para que la cola quede parada.

×