Cómo hacer cortinas con tela Blackout

Escrito por Lanh Ma ; última actualización: February 01, 2018
Ableimages/Lifesize/Getty Images

El revestimiento "blackout" (oscurecimiento en español) es una tela blanca o blancuzca opaca que bloquea la luz completamente. Las cortinas colgadas con una capa de revestimiento blackout debajo permiten cubrir un cuarto en oscuridad mientras todavía mantiene la decoración de la fachada de la ventana. Crear cortinas blackout permite a las personas que trabajan tarde en la noche dormir durante el día a oscuras. Estas cortinas también bloquean las luces de la calle o de los autos, haciendo más fácil dormir de noche.

Mide la ventana con la cinta métrica. La medida de la altura es la altura de la ventana desde la varilla de la cortina hasta el aféizar. La medida del ancho se toma desde el borde exterior de la ventana hasta el borde exterior opuesto.

Agrega 5 pulgadas (12,5 cm) a la medida de la altura de la ventana.

Multiplica la medida del ancho de la ventana por 1,5 y súmale 1 pulgada (2,5 cm) más para hacer el dobladillo. Esto creará el ancho de tu cortina.

Corta la tela de moda con las medidas finales. Esta tela dará hacia el cuarto.

Substrae 2 pulgadas (5 cm) de los requerimientos de altura y anchura finales.

Corta la tela blackout usando las nuevas medidas. Tendrás un rectángulo más chico de tela que el de la tela de moda.

Hazle el dobladillo a cada rectángulo de tela doblando 1/2 pulgada (1,2 cm) hacia atrás los bordes dos veces y dándole puntadas simples al dobladillo.

Desparrama la tela de moda en el piso con el patrón hacia abajo.

Alinea un borde largo de la tela sobrante de blackout con uno de los bordes largos de la tela de moda, centrándola de forma que haya un pequeño margen de tela asomándose de ambos lados. Los bordes sobrantes estarán encima de la cortina.

Dobla los bordes sobrantes 2 pulgadas (5 cm) hacia abajo, ponles alfileres para doblarlos juntos. Esto creará un canal que será tejido con hilo a través de la varilla de la cortina.

Cose los canales cerca a través de la anchura de la cortina, dejando los extremos abiertos.

Retira los alfileres.

Cose a mano las cortinas a la varilla y cuélgalas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Ableimages/Lifesize/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article