Cómo construir el Coliseo romano a escala para niños

Escrito por Grahame Turner ; última actualización: February 01, 2018

Trabajar con arcilla es una actividad muy práctica en la que los niños pueden participar y es una gran forma de enseñarles un poco de historia. El Coliseo romano es un hermoso ejemplo de arquitectura antigua y puede darles una idea del mundo en que vivían los antiguos romanos. Una excelente manera de mantenerlos ocupados, a la vez que les enseñas sobre el edificio y su historia, es que lo construyan contigo usando arcilla.

Usando el marcador, traza sobre una base de madera o cartón el contorno del plato o del objeto redondo que tengas. El Coliseo se erige sobre una base circular.

Coloca una tira fina de arcilla sobre la base que cubra la marca circular.

Corta una pajilla para beber en forma de arco y cúbrela con arcilla. Une este arco a la base que hiciste en el paso anterior.

Repite el paso anterior para construir un segundo arco. Únelo a la base de arcilla junto al primero, dejando suficiente espacio entre ambos como para que quepa otro arco.

Pega un trocito pequeño de arcilla entre las partes superiores de los dos arcos para formar otro arco más.

Haz la cantidad de arcos necesaria para llenar todo el círculo y pégalos a la base.

Construye otro arco y pégalo en la parte superior de la primera fila. Colócalo encima de uno de los arcos de la fila de abajo, los que están hechos con un trocito de arcilla.

Repite el proceso de construir arcos con las pajillas hasta llenar la segunda fila. Cuando termines, haz una tercera fila encima de esta.

Inserta una broqueta en la arcilla, a través del interior del Coliseo. Haz lo mismo todo alrededor del edificio, para que se sostenga toda la estructura.

Extiende la pared superior del Coliseo con más arcilla. La capa superior del edificio es casi tan alta como uno de los arcos de la capa inferior, pero no tiene arcos.

Usa una broqueta adicional para tallar el enladrillado del exterior del Coliseo y darle textura. Talla primero los arcos y luego los ladrillos en los espacios entre los arcos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article