Cómo construir un avión impulsado por una bandita elástica

Escrito por Caprice Castano ; última actualización: February 01, 2018
Un avión impulsado por una bandita elástica es una herramienta de aprendizaje divertida tanto para construir como para utilizar.

Los aviones impulsados por banditas elásticas son un proyecto de aprendizaje divertido que finaliza con un buen juguete como resultado de todo el proceso. No precisa baterías, y la bandita elástica continuará impulsando a tu avión mientras te mantiene entretenido arrollando la hélice y haciéndolo volar. Se precisan unos pocos materiales simples y un lapso reducido de tiempo para realizar este proyecto, y puede servir como una excelente lección de ingeniería práctica.

Comienza la construcción.

Modelo pequeño.

Adquiere la hélice en una tienda de manualidades o por Internet. Existe un listado para hallarlas en la sección “Recursos” de este artículo. Puedes intentar crear una tú mismo con plástico reciclado y clips para papeles, pero no son lo suficientemente fuertes y resistentes como las hélices que están a la venta para este tipo de modelo de avión. Las hélices a la venta en los tamaños más pequeños encajan en los montajes de madera balsa de 1/8 a 3/8 de pulgadas (0,125 a 0,9525 cm). Verifica la literatura disponible sobre hélices para ver cual es el tamaño que encaja antes de adquirirlo.

Copiando el diseño.

Corta las piezas de madera balsa y disponlas antes de ensamblarlas. Hay muchos planos que puedes seguir; el tamaño básico es el que será utilizado para este explicativo. Un montaje cuadrado de ¼ de pulgada (0,63 cm) de espesor de madera balsa y aproximadamente 12 pulgadas (30,48 cm) de longitud es el soporte central del avión, o fuselaje. Una lámina fina de madera balsa se corta en dos alas, cada una de 2 pulgadas (5,08 cm) de ancho por 5 pulgadas (12,7 cm) de longitud. Las alas pueden también cortarse en una pieza de 2 pulgadas (5,08 cm) de ancho por 10 pulgadas (25,4 cm) de longitud. Corta las alas de cola a un cuarto del tamaño de la longitud total de las alas delanteras, en este caso 2 ½ pulgadas (6,35 cm) cada una. Corta un timón de 1 ½ pulgadas (3,81 cm) de alto para agregar a la parte superior trasera del avión.

Avión junto a un niño.

Da forma a un tramo del clip para papel de manera que forme un pequeño gancho con un extremo recto que se prolonga aproximadamente ½ pulgada (1,27 cm). Inserta esto en la sección trasera de tu montaje de madera balsa, a 2 pulgadas (5,08 cm) desde el extremo, con el lado abierto del gancho apuntando hacia atrás. Inserta ¼ de pulgada (0,635 cm) de la extensión dentro del fuselaje para lograr estabilidad. Deja otro ¼ de pulgada (0,63 cm) extendida hacia arriba para mantener a la bandita elástica “flotando” y no en contacto con la madera. Coloca una pequeña cama de pegamento en el metal antes de presionarlo en la madera balsa, para lograr un refuerzo adicional.

Volar una maqueta es divertido.

Pega las alas delanteras en su lugar sobre el montaje de madera, aproximadamente a 2 pulgadas desde el extremo delantero. Pégalo en el lado superior del montaje. Coloca una tira pequeña de madera balsa entre el extremo de cada ala donde está pegado al montaje, para levantar el extremo externo de cada ala levemente hacia arriba brindando un vuelo estable. Si avanzas más con tu modelo, puedes trabajar con espaciadores de diferentes tamaños debajo de las alas para obtener diferentes ángulos y otros diseños. Ahora pega las alas traseras en su lugar, justo detrás del gancho en la parte superior del montaje de madera balsa, y pega el timón en su lugar, centrado y hacia arriba sobre las alas traseras. Deja secar.

Vista de una hélice.

Monta la hélice en la parte frontal del avión. Asegúrate de que el gancho de la bandita elástica esté en la parte superior del montaje.

Conecta la bandita elástica al gancho de la hélice y al gancho que colocaste cerca de la parte trasera del avión. La banda debe ser lo suficientemente larga como para estar floja cuanto no se halla bajo tensión. Gira la hélice en el sentido de las agujas del reloj para aplicar una tensión moderada a la bandita elástica, y suavemente planea tu avión hacia delante en el mismo instante que liberas la hélice, lanzándolo para que vuele por sí solo.

Sobre el autor

Caprice Castano recently left the field of construction management to operate her own contracting business and spend time developing her writing career. Current projects include freelance writing for Internet publications and working on novel-length fiction.

Créditos fotográficos

  • avion modele reduit image by jerome scalvini from Fotolia.com
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article