Cómo hacer comida para pájaros carpinteros

Escrito por Christiane Minnick ; última actualización: February 01, 2018
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Varias especies de pájaros carpinteros visitan con frecuencia los comederos en los patios traseros de todo el país. Algunas especies comunes como el pájaro carpintero velloso y el carpintero de vientre rojo con frecuencia habitan áreas urbanas y hacen sus nidos en árboles huecos y cajas de nidos. Al no ser migratorios, visitan todo el año los comederos, regresando a los sitios donde encuentran comida. Incluso aves como el pájaro carpintero norteamericano, que prefieren los bosques silvestres, a veces aparecen tentadas por el alimento ofrecido. El sebo es muy atractivo para los carpinteros y otras aves insectívoras y mezclado con maní y maíz molido, tendrás una receta irresistible para estos pájaros.

Bolsas de sebo y nueces

En la sección de carnicería de tu tienda de comestibles, pide restos de grasa o sebo puro. Corta o muele la grasa o el sebo. También puedes usar grasa de tocino o de carne que hayas guardado y dejado solidificar. Una vez sólida, corta finamente la grasa, después de quitar la capa inferior si contiene partículas de carne.

Dependiendo de la cantidad de grasa cortada o sebo que uses, pica suficientes manís para rellenar la grasa. También puedes dejar los manís completos. Colócalos en un tazón y agrega un puñado de granos de maíz secos y molidos o enteros.

Agrega la grasa o sebo molido en el tazón con los manís y el maíz. Con las manos húmedas, mezcla los ingredientes y forma una bola. Aprieta con suavidad la bola para que permanezca unida.

Usa una bolsa de red para naranjas o cebollas vacía y llénala con una bola grande, como del tamaño de una pelota de béisbol, de la mezcla de sebo. Cierra la parte superior con un hilo y cuélgala de una rama, clavo o gancho con un trozo grueso de cuerda.

Consejos

Si haces tu mezcla de sebo o grasa en el verano, haz porciones pequeñas o rellena con frecuencia la bolsa, en lugar de dejar colgando una gran cantidad por mucho tiempo, para evitar que se pudra por el calor. También asegúrate de que la bola cuelgue fuera de la luz directa del sol. Para hacer una mezcla más dura, calienta la grasa o sebo molido a fuego bajo hasta derretirlo, quita la sustancia del fuego y deja que se solidifique. Una vez sólida, vacía la grasa de la olla y mezcla con los manís y el maíz molido.

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article