Cómo cambiar los padrinos de tus hijos

Escrito por Michael Wallace ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El rol de un padrino es de gran importancia para la iglesia Católica. Puede haber hasta dos padrinos, un hombre y una mujer, para un sólo niño. Esta función se vuelve oficial luego del bautismo del niño. Existen muchas razones por las cuales podría ser necesario cambiar el padrino de un niño, tales como la mudanza o incluso la muerte de los padrinos elegidos.

Creatas/Creatas/Getty Images

Habla con las personas que te gustaría que fuesen padrinos de tu niño, y descubre si están dispuestos a tomar la responsabilidad. Asimismo, confirma que el padrino anterior ya no se encuentra disponible o ha perdido el interés en la función.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Haz que tu hijo sea bautizado por la iglesia Católica, con la presencia de los nuevos padrinos durante la ceremonia. Esto será posible únicamente en caso de cambiar a los padrinos antes del bautismo, ya que un niño no puede ser bautizado dos veces. Si tu hijo ya hubiera sido bautizado no hay posibilidad de cambiar a los padrinos ante los ojos de la iglesia, a menos que el niño no haya recibido el Sacramento de la Confirmación. De todos modos, puedes cambiar a los padrinos desde el ámbito legal.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Explícale a la iglesia que los padrinos originales ya no son parte de la vida del niño, y haz que los nuevos padrinos presencien la confirmación, y serán nombrados padrinos. Si el niño hubiera sido bautizado y también hubiera tomado la confirmación, no hay forma de cambiar a los padrinos ante los ojos de la iglesia.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Legalmente puedes presentar tu voluntad de que los nuevos padrinos se hagan cargo de tu hijo en caso de que mueras. Hazle saber acerca de esta voluntad a los potenciales padrinos.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Presenta tu voluntad con una autorización o un abogado. En caso de que mueras, los nuevos padrinos serán los responsables legales de tu descendencia.