¿Cuál es una buena manera de comenzar un ensayo reflexivo?

Escrito por Andrew Button ; última actualización: February 01, 2018
Los ensayos reflexivos son un tipo común de composición de la escuela secundaria.

Si eres un estudiante de preparatoria o de secundaria, es probable que tengas algo de experiencia en la escritura de ensayos reflexivos. Estos ensayos son para escribir sobre tus sentimientos acerca de un tema. Por eso, suelen escribirse en primera persona. Lo usual es comenzar los ensayos reflexivos con un párrafo introductorio, de la misma manera que con otros tipos de ensayos. Sin embargo, la estructura introductoria de un ensayo reflexivo es diferente de la de un ensayo narrativo o informativo.

Escribe una oración que describa la idea básica de tu ensayo reflexivo. Por ejemplo, si te dan una idea para escribir sobre una experiencia que influenció tus aspiraciones profesionales, escribe algo como: "Ver una compañía contaminar el ambiente sin recibir castigo me influenció para estudiar abogacía". No incluyas esta oración en el ensayo, úsala como una guía para escribirlo.

Escribe una lista de puntos que detallen tus opiniones sobre el tema, así como ejemplos para respaldarlas. Por ejemplo, en un ensayo sobre tus experiencias pasadas en los deportes del secundario, podrías usar tres puntos que resuman un aspecto de tu experiencia atlética y respaldar cada uno con una experiencia que tuviste.

Escribe una oración introductoria que atraiga la atención del lector. Asegúrate de que la oración también se refiera al tema del escrito. Una estrategia efectiva es escribir una oración que describa cómo te afectó emocionalmente una experiencia. Por ejemplo: "Cuando estaba en tercer grado, siempre me sentí orgulloso de ganar los concursos de deletreo".

Describe el tema del escrito en mayor detalle. Incluye una o dos oraciones después de la primera en las cuales describas las características básicas del tema que vayas a exponer en el ensayo. Descríbelas desde el ángulo de tus sentimientos: cómo te sentiste o experimentaste lo que sea que estés exponiendo. No intentes ser objetivo.

Cierra tu párrafo introductorio con una tesis que resuma tu idea principal. No pienses que debes dividirlo en tres ideas principales, como lo harías en la tesis de un ensayo expositivo. En cambio, escribe una oración que cubra sucintamente tus sentimientos generales sobre el tema y que incluya la lección más importante que aprendiste al respecto. Por ejemplo: "El tiempo que pasé en el ejército me enseñó el valor del trabajo en equipo durante los tiempos difíciles".

Sobre el autor

Based in St. John's, Canada, Andrew Button has been writing since 2008, covering politics, business and finance. He has contributed to newspapers and online magazines, including "The Evening Telegram" and cbc.ca. Button is pursuing a Bachelor of Arts in political science from Memorial University in St. John's.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article