Cómo hacer bolsas de arpillera

Escrito por Jane Smith ; última actualización: February 01, 2018
Photos.com/Photos.com/Getty Images

La arpillera es una tela resistente ideal para hacer bolsas. Hechas con cáñamo, yute y otras fibras renovables, las bolsas de arpillera son ecológicas. Agrega el logotipo de tu negocio e información de contacto y tendrás publicidad portátil que además podrá reutilizarse.

Al usar bolsas de arpillera en lugar de plástica, las compañías evitan contaminar el ambiente y poner en riesgo la vida silvestre. Alentar a los consumidores a usar bolsas de arpillera en lugar de papel o plástico ayudará a que los clientes regulares recuerden llevar sus bolsas en cada visita. Ofrece un descuento o provee de ofertas a los clientes que recuerden usarlas.

Mide media yarda (45 cm) de tela de arpillera. Dobla la tela a la mitad, con el doblez hacia ti. Usa tijeras aserradas para hacer un bonito borde en ambos lados y en la abertura.

Dobla hacia abajo dos pulgadas (5 cm) de tela en la capa superior y oprime con la plancha, ajustada para usarse en algodón. Repite del otro lado.

Coloca el cordón de 6 mm en el interior de los dobleces de la tela que acabas de hacer, con los lados sobresaliendo por dos pulgadas (5 cm) de cada lado. Al menos a una pulgada y media (3,7 cm) del cordón, pega la tela doblada y colócala encima.

Usa pegamento caliente para sellar los lados de la bolsa. Deja que el pegamento se enfríe.

Voltea la bolsa para colocar las partes pegadas por dentro y ata los cordones en cada cabo, en la parte superior de la bolsa. Imprime o graba tu información de contacto y logotipo sobre las bolsas.

×