Cómo hacer azulejos de vidrio reciclado

Escrito por Joshua Bailey ; última actualización: February 01, 2018
Reciclando vidrio, puedes obtener azulejos del color y tamaño que desees.

Al abordar proyectos para el hogar, es importante saber cómo lograr el resultado final deseado mientras se siguen las instrucciones correctamente y sin ningún percance. Realizar tus propios azulejos de vidrio reciclado requiere de conocimiento acerca del tema y de mucho cuidado, ya que están implicados la alta temperatura y el fundido de vidrio. Puedes hacer casi todo lo que desees con materiales reciclados, pero fundir vidrio y realizar tus propios azulejos para ser usados en otro proyecto para el hogar será muy divertido.

Crea azulejos de vidrio reciclado

Coloca muchos fragmentos de vidrio reciclado dentro de una olla de metal.

Calienta el horno a 500 grados Fahrenheit. Cuanto más alta sea la temperatura, más rápido las piezas de vidrio se fundirán.

Ponte las agarraderas y coloca la olla de metal dentro del horno. Si éste es abierto, mantente lejos para no recibir el calor y asegúrate de que las agarraderas sean lo suficientemente gruesas como para no quemarte las manos. Si es un horno cerrado, coloca la olla dentro y cierra la puerta. Tira de la misma antes de que el vidrio comience a hacer burbujas y agrega el color, con colorante líquido para comidas.

Vierte el vidrio dentro del molde para azulejos, una vez que se haya derretido por completo. Cuanto más grande sea el molde, más fácil será verter. Si estás utilizando moldes para azulejos más pequeños, como de 2 pulgadas por 2 pulgadas (5 cm por 5 cm), asegúrate de que la olla cuente con un orificio de goteo en la parte inferior para verter el contenido con mayor facilidad. Si no estás utilizando un molde, ve a la Sección 2, Paso 1.

Coloca en el refrigerador los moldes para azulejos hasta que estén templados, y luego retíralos. Pueden aparecer burbujas de aire si son azulejos de vidrio puro, y eso es de esperar.

Azulejos sin moldes

Vierte el líquido del vidrio en papel manteca y enróllalo con un palo de amasar. Éste naturalmente comenzará a enfriarse de inmediato, de modo que no debería haber goteado o esparcido sobre la superficie.

Deja enfriar el vidrio lo suficiente, pero dejándolo un poco blando como para cortarlo con facilidad.

Corta los azulejos en las formas y tamaños que desees y déjalos secar por completo antes de usarlos.

Sobre el autor

Joshua Bailey resides in Pennsylvania and has been a professional writer since 2007. His writing focuses on topics in film, entertainment, music and religion. Bailey has been published on eHow and has written numerous articles for three universities. He holds a Bachelor of Arts in business and creative writing from Moravian College.

Créditos fotográficos

  • Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article