Cómo aplicar acordes a una melodía

Escrito por Ann LaPan ; última actualización: February 01, 2018
NA/Photos.com/Getty Images

Uno de los pasos más desafiantes de tocar un instrumento, es pasar de tocar la música que alguien ha escrito a crear música nueva. Algunos escritores de canciones comienzan con las letras, otros escriben la melodía primero. Incluso otros juntan una serie de acordes, y después aplican la melodía y las letras. No hay una forma correcta o incorrecta. Pero, dado que la melodía es el componente que puede atrapar por primera vez a la audiencia, sin importar si tienes letras o no, tal vez quieras aplicar los acordes a una melodía.

Toca la melodía. Escribe los nombres de las notas que comienzan y terminan cada medición para encontrar la clave de la melodía. Presta mucha atención a las notas finales que terminan con la melodía y las notas que están acentuadas. Las que aparecen con mayor frecuencia serán el nombre de la clave.

Escribe los otros tonos que aparecen dentro de las mediciones. Compara las notas que se utilizan en la melodía con las notas que se encuentran en las escalas principales de las claves nombradas por las notas que escribiste que fueron prevalentes en la melodía. Por ejemplo, si la nota "Do" fue la que terminó la melodía, busca si cualquier otra de las notas que escribiste se encuentran en la escala de Do mayor, que es la que no tiene agudos o simples. Ten en mente que en ocasiones, las notas que pasan son tocadas en la canción y no se encuentran en la clave nombrada.

Llama al nombre de la clave el número uno (también es llamada la nota "tónica"). Cuenta hasta la cuarta nota de la escala y después la quinta. Estas son nombradas subdominante y dominante respectivamente. Las tres notas nombradas se pueden utilizar como acordes principales que se repitan a través de la canción. Por ejemplo, en la clave de Do, llama al acorde de Do mayor "uno". Fa mayor será la cuarta nota o subdominante. Sol mayor será la quinta o dominante.

Desnuda la melodía de tonos pasajeros y notas sin acento. Escudriña cada medición y trata de tocar el acorde tónico, subdominante o dominante para ella. Si no parecen encajar, utiliza acordes menores para la segunda tercera y sexta nota de la clave. Por ejemplo, en la clave de Do, una Re menor, Mi menor o La menor pueden funcionar bien con la medición.

Embellece la melodía con acordes séptimo, séptimo mayor y séptimo menor. Utiliza los séptimos acordes como herramienta de transición para terminar una frase. Utiliza más de un acorde por medida si suena bien para ti.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • NA/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article