Cómo hacer un tapete para baño tejido con los dedos

Escrito por Pablo Gowezniansky ; última actualización: February 01, 2018
Toda vez que puedas combinar el tejido con los dedos y el entretejido en un solo proyecto terminarás con una fiesta de texturas.

Ir de compras para conseguir una alfombra de baño puede no ser la manera más divertida de pasar la tarde. Pero dedicarle unas pocas horas a tu nuevo pasatiempo favorito y que produzca como resultado una maravillosa pieza tejida donde posarás tus pies todos los días, ¡sí que lo es! Toda vez que puedas combinar el tejido con los dedos y el entretejido en un solo proyecto terminarás con una fiesta de texturas. Las buenas noticias son que puedes convertir esta alfombra de baño de nivel principiante en una alfombra más grande, si tienes suficiente paciencia y muchos podcasts en lista de espera aguardando en tu iTunes. Acompáñanos en este nuevo proyecto de la diseñadora Rachel Denbow publicado en abeautifulmess.com y aprende cómo hacer una magnífica alfombra de baño tejida a mano.

Materiales

Reúne los materiales y ponte a trabajar.

2 madejas de trapillo azul marino 2 madejas de trapillo verde azulado Hilo de algodón colorido para urdimbre Madera de por lo menos 2 pies de ancho y 4 a 6 pies de largo 31 clavos Martillo 2 clips de carpeta o pinzas de ropa

Cómo empezar

Para una alfombra de baño de tamaño estándar usarás cuatro madejas de trapillo con un pequeño sobrante.

Teje con los dedos una madeja de trapillo a la vez. Esto puede tomar de una hora a una hora y media, pero Rachel aclara que no es necesario tener una atención completa, "ya que pude hacerlo mientras tenía la atención puesta en mis chicos. Es similar a tejer mientras sales afuera, ya sea que vayas al partido de softball de tu novio o a la clase de ballet de tus chicas". Para una alfombra de baño de tamaño estándar usarás cuatro madejas de trapillo con un pequeño sobrante. Si nunca has tejido con los dedos, puedes asesorarte con un tutorial por Internet. Es divertido y es fácil, y puedes hacer muchas cosas usando esta técnica.

Cómo detener el tejido

Ayúdate con un clip de carpeta para detener el tejido.

Cuando tengas que detener el tejido, quita cuidadosamente de tus dedos cada nudo y sostén cada uno con pinza para la ropa o con un clip de carpeta, mientras el trapillo aguarda ansiosamente a que estés lista para continuar con tu trabajo.

Crear el telar

Arma tu telar para poder comenzar con el proyecto.

Arma tu telar clavando 15 clavos en la parte superior de la madera, de manera que estén espaciados a una pulgada el uno del otro. Como estás trabajando con una tela tan gruesa, necesitarás un poco de espacio entre los clavos para que puedas tejer con más comodidad. Mide aproximadamente tres pies hacia abajo y clava una hilera con 16 clavos que estén igual de espaciados que los anteriores. Si bien no tiene que ser perfecto, ayudará que estén bien alineados. Por eso mismo, utiliza un lápiz y una regla para hacer las marcas antes de colocar los clavos.

El hilo en el telar

Es hora de colocar la urdimbre en el telar.

Es hora de colocar el hilo de algodón colorido en el telar. Comienza en la parte inferior izquierda haciendo un nudo que contenga un lazo lo suficientemente grande de modo que puedas tejer al menos dos hileras de trapillo a través de éste. Luego pasa el hilo de algodón de arriba hacia abajo para que quede envuelto en cada uno de los clavos, de forma progresiva, a medida que te vas moviendo de un extremo al otro del telar. Finaliza nuevamente en el clavo de la parte inferior derecha (recuerda que pusiste 16 clavos en la parte inferior) con un lazo lo suficientemente grande, tal como el primero que hiciste. La tensión del hilo que has colocado debe ser media; ni excesivamente tenso ni muy flojo, ya que no debe caerse apenas lo toques. Una nueva aclaración sobre este aspecto: recuerda que trabajar con una tela tan gruesa requiere más espacio que trabajar con telas más finas.

Rachel menciona que "tejer con una cadena de trapillo entera es algo incómodo, pero no quería cortar mi trabajo duro. Como buscaba hacer un patrón a rayas, necesitaba terminar cada color en el borde del orillo (en la fila externa de la urdimbre)". Continúa mencionando que "para resolver el problema de querer trabajar con menos bulto pero no quedarme corta con la extensión, decidí medir seis filas de envoltura del tejido a mano más otras 8 pulgadas para tener un margen de maniobra".

Tres procedimientos con el trapillo

Sigue los procedimientos para cortar el trapillo.

A: Corta una hebra del trapillo en el punto en que quisieras separarla. B: Desarma con suavidad ambos extremos hasta que estén desenredados y tengas una cola de unas 3 pulgadas en cada uno de los extremos. C: Haz un nudo en la cola de cada uno de los trapillos y finalízalo con un doble nudo para que quede más seguro. Habrás separado el trapillo en partes sin perder mucho material.

Cuatro pasos

Sigue los pasos para colocar el trapillo en el telar.

Paso 1: Ata la cola de tu primera sección de trapillo a la fila exterior de la urdimbre en donde se encuentra el lazo. Comienza tejiendo desde el lado derecho de la urdimbre, de manera que pases el tejido por arriba y por debajo del hilo hasta que alcances el lado izquierdo de la urdimbre. El lazo que has hecho al comienzo servirá para dos filas de urdimbre en lugar de para sólo una debido a que harás dos filas hasta llegar a tu nudo. Tejer a través de las dos antes de empezar la segunda fila lo hará más seguro y asegurará que tu alfombra de baño no se deshaga al quitarla del telar.

Paso 2: Pasa el trapillo hacia tu derecha, asegurándote de que el movimiento de entrelazado de arriba y abajo sea el opuesto de como lo has hecho con la primera fila. Esto creará un patrón simple de tejido y se verá en el hilo de algodón. Tienes que crear un arco con el trapillo. Esto permite crear una tela con un poco de exceso en la fila para que no quede tan apretada y se genere la forma del reloj de arena.

Paso 3: Suavemente lleva con tus dedos el arco hacia abajo desde el centro y a cada lado del centro para crear un patrón ondeado. Luego llévalo con cuidado hacia abajo para que quede junto a la primera fila.

Paso 4: Continúa haciendo este procedimiento hasta que hayas tejido seis filas y asegúrate de atar el nudo del extremo a la parte exterior de la urdimbre antes de terminar. Más tarde plegaremos estas colas. Si te ha quedado demasiado trapillo sobrante, sigue los pasos A, B y C de más arriba para cortarlo en una extensión adecuada.

Siguiente color

Para el siguiente color debes simplemente repetir los pasos.

Para comenzar con el siguiente color, repite simplemente los pasos que hemos descrito más arriba. Asegúrate de atar el extremo suelto sobre la parte externa del telar cuando comiences. También deberás atarlo con un doble nudo al extremo suelto del trapillo anterior para ayudar a que queden bien unidos, de modo que no se separen con el uso. Los plegarás en la parte de atrás cuando saques la alfombra del telar.

Nudo en el medio

No te preocupes si necesitas unir dos trapillos.

Si te quedas sin tela a la mitad de la fila pero todavía no quieres cambiar de color, simplemente ata el final suelto al comienzo del siguiente trapillo, de modo que no quede separación entre ambos trapillos, y luego continúa como si nada hubiera sucedido.

Nudo final

Finaliza tu trabajo para que sea visualmente atractivo.

Cuando hayas terminado la última fila en la parte superior, ata el extremo final en la parte exterior de la urdimbre y luego átalo con un nudo unas pulgadas antes de hacer el doble nudo. Esto hará que quede atado al extremo de la urdimbre de una manera visualmente más atractiva.

Alfombra terminada en el telar

Puedes llegar hasta quedar cerca de los clavos superiores.

Tu alfombra de baño terminada se verá algo así cuando esté lista en el telar. Rachel nos cuenta que "puedes tejer hasta quedar más cerca de la hilera superior de clavos si tienes suficiente trapillo, pero yo me quedé sin trapillo antes de llegar".

Quitar la alfombra del telar

Finaliza tu trabajo con cuidado remetiendo los extremos por debajo de la alfombra.

Comenzando por el borde exterior, quita cuidadosamente el hilo de algodón del clavo y haz un nudo para que quede cómodamente sobre el final de la última fila del trapillo. Haz este procedimiento con algunos clavos a la vez y luego cambia al borde opuesto de tu telar para evitar que quede desplazado de forma despareja. Rachel comenta que no quiso cortarlo para que quede una "mísera franja, por eso lo plegué a la parte trasera de la alfombra y los cosí debajo de las filas para mantenerlos juntos". Remete los extremos sueltos en la parte trasera y quita cuidadosamente la parte de abajo de tu alfombra de baño del telar.

Coloca la alfombra

Disfrutarás la alfombra cada vez que utilices el baño.

Una vez que hayas sacado la alfombra del telar, colócala en el baño donde quieres que vaya, ¡y disfruta quedándote un rato más frente al espejo cada vez que salgas de bañarte!

Atención: lavado

Lava a mano tu alfombra para asegurarte de que dure más tiempo.

Aunque este proyecto es 100% lavable, Rachel señala que "es mejor lavarlo a mano y tenderlo sobre una cuerda hasta que se seque". También indica que "si te has dado cuenta de que no se seca entre usos, cuélgala sobre el borde de la bañera o alguna otra superficie plana y elevada para que se airee y se seque más rápidamente".

Sobre el autor

Pablo Gowezniansky se ha desempeñado como periodista, traductor, corrector, escritor de literatura y se ha especializado en salud. Para mantenerse física y mentalmente activo ha practicado yoga, kung fu, chi kung y lucha grecorromana, entre otras disciplinas.

Créditos fotográficos

  • http://smileandwave.typepad.com/.a/6a01543277ddab970c01b7c82b2d12970b-pi
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article