Cómo afilar pinzas

Escrito por Contributor ; última actualización: February 01, 2018
Si tus pinzas están romas, no las botes, ¡afílalas!

Con el tiempo, tus pinzas pueden llegar a estar sin filo, por lo que es difícil sacar los pelos. Con el fin de evitar la compra de un nuevo par de pinzas, puedes utilizar objetos de la casa para afilar las pinzas y hacer que funcionen como nuevas.

Consigue un trozo de papel de lija. Puedes usar una pequeña tira de este papel para afilar tus pienzas. Si no tienes uno a mano, usa una tabla de limar.

Usa las pinzas en el papel de lija. Tira del trozo de papel varias veces como si fueras a sacarlo con las pinzas.

Cambia de lado y usa las otras asas de las pinzas. Asegúrate de tirar del papel de lija por todos los lados con el fin de afilar las cuchillas. A medida que usas las pinzas sobre el papel, las hojas se afilan y cualquier suciedad atrapada en la pinza será eliminada.

Utiliza una herramienta de afilado para afilar tus pinzas. Si encuentras que el papel de lija no es efectivo para afilarlas, puedes buscar los productos diseñados para afilar las herramientas múltiples. El sitio web Sharpening Supplies (ver Recursos) vende herramientas para afilar tus pinzas, incluyendo un kit de piedra de agua.

Consejos

Sólo se puede extender la vida de tus pinzas por unas semanas o meses al afilar el par. Puede que tengas que comprar un nuevo par para que sea sanitario. Si compra tus pinzas a través de la empresa Tweezerman (ver Recursos), puedes enviar tus pinzas romas y hacer que te las devuelvan afilado, sin costo adicional, además de gastos de envío.

Sobre el autor

This article was created by a professional writer and edited by experienced copy editors, both qualified members of the Demand Media Studios community. All articles go through an editorial process that includes subject matter guidelines, plagiarism review, fact-checking, and other steps in an effort to provide reliable information.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article