Las 10 mejores frases de Oscar Wilde

Escrito por Paola P. González. ; última actualización: February 01, 2018

Overview

Este novelista, crítico literario y dramaturgo irlandés se hizo famoso por su constante defensa del arte, su vestimenta extravagante y por escandalizar a la sociedad británica en repetidas ocasiones. Cuestionado por su sexualidad y encarcelado por acusaciones que resultaban inconcebibles para la época, Wilde fue uno de los dramaturgos más destacados de Londres en su momento. Su agudo ingenio y exquisitas conversaciones lo convirtieron en una celebridad. Aquí tienes 10 de sus frases más célebres.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Oscar Wilde y la sociedad

Oscar Wilde siempre estuvo en contra de la burguesía y de la moral burguesa de la época victoriana. Consideraba el reinado de Victoria una hipocresía, la vida privada no existía, pues estaba reglamentada y vigilada por la misma Reina y sus súbditos. Sin embargo, por más que detestaba a la sociedad de aquellos tiempos, le era sumamente difícil mantenerse alejado de ella. Frase: "Formar parte de la sociedad es un fastidio, pero estar excluido de ella es una tragedia".

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Oscar Wilde y la amistad

Frase: "Entre un hombre y una mujer no hay amistad posible. Hay amor, odio, pasión, pero no amistad".
Aunque la frase dice lo contrario, Wilde tuvo muchas amigas. Su supuesta homosexualidad le permitió comprender a las mujeres, llenándolas de mimos y atenciones sin esperar ningún tipo de intercambio sexual, pero sus obras y su matrimonio con Constance, mostraron otra realidad: para Wilde, la mujer era solo un objeto decorativo. La inteligencia y la creatividad no eran cualidades que le pertenecieran al sexo femenino, por lo tanto jamás podría brindarles su verdadera amistad.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Oscar Wilde y la experiencia

Frase: "Experiencia es el nombre que todos dan a sus propios errores". Era muy excéntrico y sus opiniones escandalizaron a la sociedad en repetidas ocasiones. Se dice que se casó con Constance para esconder su homosexualidad detrás de una cortina de humo. Su lejana relación con su esposa y su cercana y sospechosa amistad con dos hombres, terminaron por llevarlo a la cárcel. Cuando se negó a dejar a Bossie, un hombre por el que sentía gran pasión, su mujer le quitó sus hijos para siempre.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Oscar Wilde y la moda

Frase: "La moda es una forma de fealdad tan intolerable que es necesario cambiarla cada seis meses". Oscar Wilde estaba en contra de la reina Victoria y la moda que se acostumbraba en esa época era una continuación de su forma de gobierno, representaba precisamente todo lo que Oscar Wilde detestaba de la sociedad. Cabe recalcar que, aunque la criticaba, él mismo fue famoso por su extravagante sentido de la moda.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Oscar Wilde y la muerte

Frase: "La muerte es la cosa, la única, que me aterra siempre. La odio. Hoy se puede sobrevivir a todo menos a ella". Wilde murió a los 46 años en la habitación de un hotel en París. Existen dos teorías de su muerte. La primera dice que contrajo sífilis y murió de esta enfermedad venérea. La segunda, hablaba de una infección del oído medio que llegó al cerebro. Sea cual fuere la verdadera causa de su muerte, lo que más lo aterraba terminó por llevárselo muy temprano.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Oscar Wilde y la tristeza

Frase: "Las lágrimas son el refugio de las mujeres feas, pero la ruina de las bonitas". La opinión de Oscar Wilde sobre la mujer era bastante estricta. Solo le importaba la parte física, no la emocional ni la intelectual. Una mujer debía parecer siempre mágica, un ser que ejercía una atracción hipnótica sobre los hombres, y finalmente los tumbaba a sus pies con su belleza, su dulzura y sus cuidados. Para él todo lo que arruinara la estética de la mujer era terrible. Las lágrimas y el embarazo eran el fin de una mujer ante sus ojos.

Michael Blann/Digital Vision/Getty Images

Oscar Wilde y el matrimonio

Frase: "Se debería estar siempre enamorado. Por esta razón uno no deberá casarse nunca". El matrimonio con Constance, que era mujer muy bella y refinada, para muchos fue una forma de ocultar su homosexualidad. Wilde se mantuvo lejano de ella, pero cuando esta se embarazó, se ausentó aún más. Para él, su mujer se había puesto gorda y malhumorada, se había vuelto muy real. Los últimos años de vida, Wilde los vivió abiertamente como homosexual. El gran amor de Oscar Wilde fue Alfred Douglas, conocido como Bossie. Se conocieron cuando él tenía 21 años y Wilde 37.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Oscar Wilde y las mujeres

Frase: "Nunca ha de fiarse uno de la mujer que le diga su verdadera edad. Una mujer capaz de decir esto, es capaz de decirlo todo". La mayoría de las obras de Wilde tienen como personaje principal a una mujer. Muchas de sus ideas políticas fueron canalizadas en la voz del sexo femenino. Las respetaba, pues habían logrado sobrevivir a través de maltratos y pocas consideraciones a lo largo de la historia.

Siri Stafford/Lifesize/Getty Images

Oscar Wilde y el amor

Frase: "Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida". Oscar Wilde quedó destrozado cuando Alfred Douglas, Bossie, contrajo matrimonio. Se cree que fue su gran amor. Sin embargo, el amor que se tuvo a sí mismo lo pudo mostrar a través de su incansable vanidad, de sus obras y su pensamiento. Si fue mucho o fue poco, solamente él lo supo.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Oscar Wilde y la injusticia

Frase: "Es muy difícil no ser injusto con lo que uno ama". Los humanos descargan su ira y muestran su lado más negativo y oscuro con lo que más quieren. En muchos casos, Wilde lo hizo con sus amigos, con su esposa Constance, con sus hijos y en otras ocasiones, con él mismo.

Jupiterimages/Creatas/Getty Images
×