10 comidas fáciles para preparar en tu residencia estudiantil

Escrito por Alice Wen ; última actualización: February 01, 2018

Overview

No es fácil cocinar en el dormitorio de tu residencia estudiantil, sobre todo cuando hay reglas que restringen el uso de electrodomésticos de cocina. Sin embargo, con el microondas (que sí está permitido) puedes hacer mucho más que sólo recalentar las sobras de comida de la noche anterior. ¿Quieres disfrutar de un postre más creativo que un cuarto de helado? ¿Tienes 20 minutos libres a la mañana antes de comenzar las clases? A continuación te presentamos 10 comidas muy fáciles para preparar en la comodidad de tu dormitorio.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Parfait de yogur

En lugar de comer una barrita de cereal llena de azúcar, dedica unos minutos para prepararte una delicia refrescante: sólo necesitas yogur, frutas y cereales para disfrutar de un postre sano o un rápido desayuno. Si necesitas ingerir carbohidratos adicionales, puedes comer un panquecillo o un bagel en el camino.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Avena

No hay nada más saludable que comer avena en el desayuno. Contiene muchas vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas. Aunque estés acostumbrado a cocinar este plato sobre las hornillas de la cocina, prepararlo en el microondas es mucho más fácil y rápido. Para darle mayor sabor puedes agregarle azúcar, arándanos o rodajas de bananas o también un poco de helado para obtener una mezcla refrescante.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Huevos revueltos

A pesar de que la cafetería de la residencia estudiantil a menudo ofrece huevos revueltos en el desayuno, es probable que otros estudiantes hayan estado revolviendo esa bandeja para servirse durante toda la mañana y la comida ya esté fría y ofrece una imagen poco apetecible que no atrae a tus papilas gustativas. Por eso es mejor que cocines este plato en tu casa; adhiere un poco de queso, sal y pimienta y disfrútalo mientras te diriges a la primera clase del día.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Sándwich tostado de queso

Si tienes una tostadora, preparar este sándwich es demasiado sencillo. Sin embargo, el microondas también tiene algunos trucos para preparar este almuerzo súper fácil y rápido. Además puedes agregar trocitos de tocino o rodajas de tomate para darle más sabor. ¿Estás siguiendo una dieta pero no te puedes resistir a la bondad del queso derretido? Toma este consejo: prepara el tostado con pan integral, queso descremado y margarina.

Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

Nachos

Este plato puede ser muy sencillo o muy empalagoso. Es ideal para disfrutar junto con tus amigos en una noche de estudio o en un noche de cine en el dormitorio. En lugar de comer siempre patatas fritas con salsa, prepara un refrigerio cálido y crujiente, agregando queso rayado, nachos y calentando el plato en el microondas. Si estás buscando un estallido de sabor, agrega guacamole, cebollines, aceitunas, crema agria y tomates en cubitos.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Ensalada

A pesar de que la mayoría de las cafeterías universitarias ofrecen gran cantidad de ensaladas, no es muy tentador observar verduras y aderezos grumosos que lucen como si hubieran estado expuestos a la luz del día demasiado tiempo. Por eso, para garantizar la frescura, prepara ensaladas con tus propios ingredientes.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Arroz

¿Pollo a la naranja o un plato de carne con brócoli para cenar solo? No, gracias. Si estás cansado de caminar a la cafetería del campus sólo para comprar un poco de arroz, puedes prepararlo tú mismo sin necesidad de tener una olla para cocinar arroz. Sólo necesitas arroz, agua y algunos condimentos, verduras salteadas en microondas o carne precocida, si quieres.

NA/Photos.com/Getty Images

Pastas

Si tienes un poco de tiempo extra antes de comenzar a escribir tu trabajo de final de trimestre, puedes preparar ricas pastas tú mismo. Asegúrate de tener a mano salsa para fideos, especias y queso parmesano.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Palomitas de maíz caramelizadas

Endulza las palomitas de maíz hechas en el microondas preparando tú mismo una exquisita salsa de caramelo para disfrutar junto con amigos de las noches de cine en el campus. Es muy probable que el tazón lleno de palomitas de maíz se vacíe ¡antes de que terminen de aparecer los créditos de apertura de la película!

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Fresas cubiertas con chocolate

Las fresas cubiertas con chocolate después de la cena hacen brillar los ojos de cualquier persona. También es un plato muy popular cuando se acerca la celebración del día de San Valentín. Con tu microondas puedes realizar este postre en muy pocos pasos. Derrite el chocolate, viértelo sobre las fresas u otras frutas como arándanos, bananas o frambuesas y obtendrás un postre tentador.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
×