La inteligencia artificial: ¿Es buena o mala?

Escrito por Bruno Lucena ; última actualización: June 07, 2018

Con cada avance tecnológico, las computadoras y los robots toman más y más responsabilidades de los humanos a diario. Stephen Hawking, el físico teórico más renombrado del Reino Unido – y quizá el mundo –, piensa que esto es algo malo; que la inteligencia artificial "podría representar el final de la raza humana", mientras que otros científicos están en desacuerdo. Una evaluación balanceada comienza examinando el impacto que la inteligencia artificial tiene en la sociedad como un todo y si esto representa una catástrofe, un avance, o un poco de ambos.

Definición de inteligencia artificial

Si bien es el dramaturgo checoslovaco Karel Capuk a quien se le acredita el primer uso del término 'robot', en su obra "Robots Universales Rossum" (Rossum's Universal Robots), para referirse a un humano artificial, fue el autor de ciencia ficción Isaac Asimov quien dio a los robots no sólo inteligencia artificial, sino que también consciencia. En nuestro mundo tecnológicamente avanzado, la inteligencia artificial no es sinónimo de consciencia – esto es, consciencia de uno mismo; no significa que Skynet de la película "Terminator" repentinamente se torne consciente y elimine a la humanidad como una amenaza hacia el planeta.

La inteligencia artificial, según la definición dada por científicos de la computación, es una inteligencia simulada, similar a la humana, mediante la cual robots pensantes y máquinas realizan tareas como la traducción, la percepción visual ,la toma de decisiones básicas y la resolución de problemas. La amenaza real de la inteligencia artificial para los humanos puede ser tanto social como económica.

Inteligencia artificial y consciencia

El profesor asistente Arend Hintze – de Biología integrativa y ciencia de la computación e ingeniería en la Universidad del Estado de Michigan – define cuatro tipos de inteligencia artificial en computadoras y robots como:

  • Máquinas reactivas de tipo I: computadoras o robots que sólo pueden reaccionar a una situación específica, como aquellos que juegan ajedrez u otros juegos contra un adversario humano. Estas máquinas son incapaces de crear recuerdos o utilizar experiencias pasadas para tomar decisiones.
  • Máquinas de memoria limitada de tipo II: estas máquinas, como los autos sin conductor, pueden utilizar memoria limitada y experiencias pasadas para tomar decisiones. Pero estos recuerdos no son almacenados a largo plazo, por lo que la máquina no puede aprender de sus experiencias pasadas.
  • Máquinas de teoría de la mente de tipo III: representan la división entre las máquinas actuales y las futuras. Estas tendrán, algún día, la habilidad de "formar representaciones sobre el mundo, pero también sobre otros agentes o entidades en él. En psicología, esto se conoce como teoría de la mente – la noción de que la gente, criaturas y objetos en el mundo pueden tener pensamientos y emociones que afectan su propio comportamiento", según las palabras del profesor.
  • Máquinas conscientes de tipo IV: son máquinas que expanden la teoría de la mente, son conscientes y comprenden el concepto de uno mismo en relación con los demás. Hintze lo explica como la diferencia entre "querer algo y saber que se quiere algo". Las entidades conscientes están al tanto de sí mismas y de sus estados internos de ser o sentimientos, y como tales, pueden predecir las emociones de otros. Aún no contamos con máquinas, computadoras o robots de este tipo. 

Impactos negativos de la inteligencia artificial

Uno de los impactos reales al que los humanos se enfrentan, como consecuencia del avance de la tecnología, es la pérdida de trabajos y el desplazamiento económico de los trabajadores. A medida que las máquinas pensantes se encargan de las tareas antes realizadas por humanos, las personas necesitarán reinventarse a sí mismos y al trabajo que realizan para sostener a sus familias. Con la reducción de los precios para la tecnología avanzada, las máquinas se convierten en un recurso más barato que un humano para completar la misma tarea.

Otro factor es que, cuando la sociedades se vuelven demasiado dependientes de la tecnología, los humanos comienzan a perder las habilidades que esta ha reemplazado. Antes de la aparición de las calculadoras de bolsillo, los problemas matemáticos eran escritos manualmente. Los estudiantes aprendían conceptos matemáticos básicos que los ayudaban a resolver problemas complejos. Pero ahora, los estudiantes se valen de las calculadoras para llegar a las respuestas y están perdiendo la capacidad de utilizar sus habilidades de resolución de problemas matemáticos. Esto no termina aquí. La medicina prueba que los músculos que no se ejercitan lo suficiente, se rompen y atrofian con el tiempo. Lo mismo ocurre con esas habilidades y aptitudes en desuso por los humanos debido a que las máquinas se encargan de realizar el trabajo pesado.

Beneficios de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial puede ser tanto una bendición como una maldición. Sólo en las últimas décadas, cualquiera puede acceder al conocimiento con un simple clic, siempre y cuando tengan acceso a Internet y un manejo básico de los buscadores. Para la gente que utiliza computadoras en su trabajo, se reduce el tiempo de ejecución de tareas tales como la contabilidad, las operaciones bancarias y el pago de facturas, dejando más tiempo libre al individuo. La tecnología nos provee conexiones instantáneas alrededor del mundo, y acceso inmediato a las últimas noticias.

Lo mejor de dos mundos

Las computadoras y robots han hecho incursión en las fábricas, en la milicia, en el cuidado del hogar, en las actividades bancarias y más. Los científicos predicen que, en el futuro, las máquinas podrían llegar a convertirse en farmacéuticos, camareros, niñeros, agricultores e incluso cirujanos – bajo la supervisión humana –. Pero los robots no reemplazarán a los humanos en trabajos tales como la psiquiatría y la psicología,el manejo de recursos humanos, las tareas políticas y gubernamentales, la odontología, la educación y otros trabajos que incluyen experiencia impredecible, dirigir a otros o aquellos que requieran un pensamiento crítico y áreas específicas de especialización.

La solución ideal para los humanos es trabajar en conjunto con los robots para así ser más eficientes. En algunos de los almacenes de Amazon.com, por ejemplo, la compañía ha comenzado a emplear una multitud de robots que llevan artículos de los estantes a los empleados humanos que se encargan de escanearlos. Con la adición de esos robots, la productividad ha pasado de escanear 100 artículos por hora a 300 en el mismo lapso. Esta innovación también ha reducido en al menos 20 millas (32 km) la distancia que estos trabajadores caminan diariamente.

Si los humanos renunciaran a su pensamiento crítico y dependieran demasiado de la robótica y las computadoras, permitiendo que los músculos mentales se atrofien, los avances tecnológicos podrían representar un deterioro de la habilidad de supervivencia de la raza humana, así como de su capacidad para evolucionar y prosperar. Pero la tecnología que es manejada con precaución – y no reemplaza las interacciones sociales con otra gente y la naturaleza – puede ser un beneficio y una bendición para la humanidad. Con revisiones, equilibrio y los controles adecuados, hay un lugar para la inteligencia artificial, tal como es conocida actualmente, en el mundo humano.

Este artículo fue realizado con la ayuda de sciencing.com

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article