Cómo usar un vaso de precipitado

Escrito por Robert C. Young ; última actualización: February 01, 2018
Es posible encontrar vasos de precipitado en la mayoría de los laboratorios.

Un vaso de precipitado es un contenedor cilíndrico usado para almacenar, mezclar y calentar líquidos en los laboratorios. La mayoría están hechos de vidrio, pero otros materiales no corrosivos, como metal y plástico resistente al calor, son usados. Los vasos de precipitado suelen tener una base plana y una boca en la parte superior. Su rango de tamaños va desde un mililitro hasta varios litros. Los mecheros Bunsen, las placas de calor, los agitadores, las pinzas de seguridad, las gafas de seguridad, los guantes y las batas de laboratorio son herramientas que se utilizan regularmente cuando se usan vasos de precipitado.

Vierte un líquido en el vaso de precipitado, hazlo lentamente para evitar que salpique. Usa las líneas de medición en el vaso para calcular aproximadamente el volumen del líquido dentro del vaso.

Agita el líquido en el interior del vaso de precipitado con una cuchara o agitador.

Coloca el vaso en el centro de un quemador o sobre una llama para calentar el líquido, si es necesario; no llenes el vaso a más de la tercera parte cuando calientes algo y siempre usa las pinzas de seguridad para manipular un vaso de precipitado caliente.

Vierte el líquido fuera del vaso de precipitado usando el pico que está alrededor de la parte superior del vaso.

Sobre el autor

Robert C. Young began writing professionally in 1989 as a copywriter for an advertising specialty company. From 2000 to 2007 he operated a real-estate development and construction company. His work has been published online at SFGate and various other websites. He graduated with a Bachelor of Business Administration in economics from Georgia State University.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article