Cómo utilizar aceite de menta para hacer un repelente de insectos natural

Escrito por Stephanie Gerber ; última actualización: February 01, 2018
El aceite esencial de menta es un repelente natural.

El aceite esencial de menta es un repelente natural contra los mosquitos y los insectos voladores. Puedes usar el aceite solo o como un ingrediente para crear un aerosol que repelerá eficazmente a los mosquitos, a los jejenes y a los tábanos. A los insectos no les agrada el aceite de menta pero tanto los niños como los adultos disfrutan de su aroma fresco y energizante. Además crea una sensación de frescor que es perfecta para los días calurosos de verano.

Usar el aceite de menta solo

Aplícate aceite de menta antes de salir al exterior.

Antes de salir al exterior, aplícate aceite de menta directamente sobre los tobillos, las muñecas y el cuello. También puedes aplicarlo en la ropa pero primero debes probarlo en un lugar poco visible, para asegurarte de que no la manche. Vierte unas gotas en el cuello, en las mangas de las camisas y en los dobladillos de los pantalones.

Usar el aceite de menta en un aerosol hecho en casa para repeler insectos

Haz un repelente casero con aceite de menta.

También puedes usar el poder de la menta para alejar a los insectos a través de un repelente casero que es fácil de hacer y que se pueda aplicar de manera sencilla en un área más amplia. También puedes añadir aceites esenciales para que el aerosol dure más tiempo y para que repela distintos tipos de insectos.

Lo que necesitarás

Uno de los ingredientes es el aceite de eucalipto.

• ¼ de taza de agua destilada o hervida • 2 cucharaditas de hamamelis • 2 cucharaditas de vodka • 25 gotas de aceite esencial de menta • 10 gotas de aceite esencial de eucalipto • 10 gotas de aceite esencial de hierba de limón • 10 gotas de aceite esencial de clavo de olor • Una botella con atomizador

Tip

Asegúrate de usar aceites esenciales puros, sin diluir, en lugar de los aceites aromáticos, para obtener un efecto más potente.

Paso 1

Añade agua destilada a tu repelente casero.

Comienza añadiendo ¼ de taza de agua destilada o hervida a una pequeña botella con atomizador.

Paso 2

El vodka ayuda a que el aroma se mantenga durante más tiempo.

Mide y añade dos cucharaditas de hamamelis y dos de vodka. Esto te ayudará a dispersar los aceites esenciales en el agua y a que el aroma se mantenga durante más tiempo sobre tu piel.

Paso 3

Añade el aceite esencial de menta.

Añade 25 gotas de aceite esencial de menta y agita la botella para mezclarlos.

Paso 4

Agrega otros aceites esenciales.

Puedes añadir otros aceites esenciales para repeler una mayor cantidad de insectos y para aumentar la duración del aerosol. El clavo de olor, la hierba de limón y el eucalipto tienen aromas naturales que los insectos detestan. Un estudio demostró que el clavo de olor podía repeler tres tipos de mosquitos durante un periodo de dos a cuatro horas. El eucalipto limonero es recomendado por el CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) como una alternativa para el DEET (el ingrediente más habitual de los repelentes de insectos).

Paso 5

Aplica tu repelente de aceite de menta en tu piel.

Agita bien el frasco antes de cada aplicación. Rocía un poco de tu insecticida hecho en casa en las zonas expuestas de tu piel antes de salir al aire libre. Vuelve a aplicarlo cada dos horas, una vez que estés en el exterior. El uso excesivo puede causar una irritación en la piel. Si eso ocurre, quítate el producto con agua y jabón.

Sobre el autor

Stephanie Gerber is the founder of HelloNatural.co where she blogs about DIY beauty ideas, healthy recipes, green-cleaning tips and wellness.

Créditos fotográficos

  • Susan Hudson
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article