Cómo sacar brillo a un auto con una pulidora orbital

Escrito por Ciele Edwards ; última actualización: February 01, 2018

Pulir tu auto a mano puede aumentar su brillo, pero no oculta los remolinos y pequeños arañazos en la pintura. Usando un pulidor orbital para sacar brillo a tu vehículo, no sólo le darás a tu auto la apariencia de un trabajo de pulido profesional, también cubrirá los pequeños rayones y otros defectos menores. Las pulidoras orbitales (también llamadas pulidoras de acción dual) son una opción segura para los novatos, porque a diferencia de las máquinas pulidoras rotativas estándar, éstas no generan el calor y la potencia necesarias para dañar la pintura de tu automóvil.

Añade una almohadilla removedora a tu pulidora orbital. Humedécela con un lubricante.

Aplica el material removedor a la almohadilla. Usa la pulidora para esparcir el material removedor en una superficie de 2 pies cuadrados (0,18 metros cuadrados) de la pintura de tu automóvil. Esto cubre la pintura y la almohadilla removedora.

Enciende la pulidora orbital. Presiona la almohadilla firmemente en la zona en la que aplicaste el removedor y mueve la máquina con un movimiento circular hacia adelante y hacia atrás hasta que la pasta compuesta sobre la superficie comience a secarse y deje un acabado brumoso.

Apaga la pulidora. Rocía el área sobre la que aplicaste el removedor con una mezcla de igual cantidad de agua y de alcohol isopropílico.

Limpia la pasta compuesta con un paño limpio.

Quita la almohadilla con el removedor de la pulidora orbital. Reemplázala con una almohadilla para pulido.

Humedece la almohadilla de pulido con un lubricante para almohadillas.

Aplica una solución o gel de pulido a la zona previamente removida. Comienza con una pequeña cantidad. Siempre puedes agregar más si es necesario.

Distribuye la solución pulidora alrededor de los mismos dos pies cuadrados (0,18 metros cuadrados) con la pulidora orbital.

Enciende la pulidora orbital. Muévela firmemente alrededor de la superficie de la pintura de tu auto durante varios minutos o hasta que la solución desarrolle un residuo brumoso.

Apaga la máquina de pulido orbital. Saca brillo usando un paño limpio.

Inspecciona el trabajo de pulido. Repite el proceso de pulido si aún se evidencian defectos de pintura o pequeños rayones.

Consejos

Aumenta la velocidad de tu máquina pulidora orbital en los siguientes trabajos de pulido si el trabajo inicial no borró los rayones y los defectos de pintura. Aplicar cera o sellador de pintura luego del pulido te ayudará a que el brillo dure por más tiempo.

Advertencias

No apliques agua o alcohol sobre la superficie de tu automóvil luego del pulido, ya que esto lo removerá.

×