Cómo hacer un ritual de luna nueva

Escrito por Cyndi Bass ; última actualización: February 01, 2018
Comstock/Comstock/Getty Images

La luna nueva representa un nuevo ciclo de las varias fases de la luna y es un excelente momento para plantar semillas de intención para que se establezcan las raíces y comiencen a brotar milagros en tu vida. Los rituales a menudo reciben el poder que les confiere la energía natural del universo y es una buena práctica llevar a cabo un ritual de luna nueva cada mes para volver a dedicar tus intenciones. Considera los cambios que te gustaría ver en ti mismo y en tu realidad actual para tener una idea de cuáles son las intenciones que podrías buscar expresar en tu próximo ritual de luna nueva.

Despeja tu mente en preparación del ritual. Las ideas incluyen tomar un baño de agua mejorada con sal de mar a la luz de las velas para limpiar las energías negativas de la mente y el cuerpo, o calmar la mente mediante respiraciones profundas mientras meditas o realizar un ejercicio de conexión a tierra. Como ejercicio de conexión a tierra para ayudarte a permanecer conectado a la energía terrenal, visualiza raíces saliendo de tus pies y hundiéndose hacia el centro de la tierra, donde extraen energía que sube por tus pies y todos tus chakras mientras brota desde la parte superior de tu cabeza hacia abajo a tu alrededor.

Prepara el área del ritual limpiándola con sahumerio de salvia o quemando incienso. Tal vez también quieras rodear las áreas con velas encendidas.

Comienza el ritual sentado con un cuaderno y un bolígrafo. Escribe un enunciado como: "Acepto estas cosas en mi vida ahora o algo mejor para mi bien supremo y para el bien supremo de todos los involucrados​​", en una hoja de papel. Enumera tus intenciones para el siguiente ciclo de luna, o más adelante en un futuro, si así lo deseas, incluyendo todo lo que quisieras manifestar en tu vida. Escribir tus intenciones convierte tus pensamientos y sueños en metas claras y le da al universo las pruebas físicas de que quieres que se cumplan. Nada es demasiado pequeño o grande en la lista, desde un nuevo CD hasta un nuevo trabajo o confianza interior. Tómate tu tiempo para quedarte sentado y dejar que nuevas imágenes y sueños vengan a tu mente antes de anotarlos en tu lista.

Si quieres, puedes cerrar tu ritual con una bendición o una oración de agradecimiento al universo.

Realiza un seguimiento de las intenciones que se manifiesten en tu vida enumerándolas en un libro de recuerdos. Puedes enumerar elementos reales de tu intención, como entradas para el teatro, o símbolos representativos de los mismos, como por ejemplo un dólar de plata que significa abundancia o un corazón de cristal que representa el amor.

Consejos

No cruces las intenciones reconocidas de tu lista original; en cambio, crea una nueva lista que omita la intención manifestada.