Cómo refinar oro en casa

Escrito por Dawna Theo ; última actualización: February 01, 2018

Si tienes restos de joyas de oro, rellenos o piezas viejas de oro de electrónica por ahí, es posible que desees refinarlos y hacer lingotes de oro puro. Incluso las joyas que tienen gemas puede ser refinadas y fundidas; las gemas serán retiradas más tarde. La refinación del oro no es un proceso laborioso, pero requiere de una espera relativamente larga hasta que se complete. También puede ser peligroso, ya que vas a utilizar productos químicos tóxicos y ácidos. El baño de ácido que se utiliza para refinar este metal a veces es nombrado como "Agua regia" o "Agua del Rey". Es una mezcla de ácidos clorhídrico y nítrico, que recibe estos nombres ya que fue utilizada para fundir los metales de oro y platino de la realeza.

Reúne tus restos de oro y pésalos. Anota el peso en onzas. Coloca todo el metal en un recipiente grande de plástico.

Ponte tu ropa protectora, guantes, gafas y mascarilla.

Mezcla el ácido nítrico con el clorhídrico, en una proporción de 1 ml de ácido nítrico por cada 4 ml de ácido clorhídrico en un recipiente grande de plástico con medidas milimétricas al costado. Esta mezcla se conoce como "Agua regia".

Vierte el agua regia en el recipiente de oro a una velocidad de 150 ml por cada onza de oro chatarra que tienes en el contenedor. Agita con una varilla de mango largo. Deja que la mezcla repose durante más de ocho horas o durante la noche para alcanzar la pureza óptima.

Vierte la mezcla, incluyendo el oro, a través de un colador fino en otro recipiente. Debe cambiar de un sucio color marrón claro a un verde esmeralda. Filtra la mezcla hasta que se convierta en este color.

Añade precipitación de oro, como el sulfato ferroso o bisulfato de sodio, a la mezcla y déjala reposar toda la noche o al menos otras ocho horas. Si el oro está presente, la mezcla se pondrá morada.

Vierte el líquido hasta que sólo una pequeña cantidad de lodo conteniendo oro quede a la izquierda del fondo, luego filtra el lodo del oro para eliminar el líquido restante.

Lava el oro una vez más con ácido clorhídrico y seguidamente con agua de lavado. Filtra y vierte el oro en un molde para endurecer. El oro tiene ahora 99,9 por ciento de pureza.

Advertencias

El refinamiento de oro en el hogar puede ser peligroso, ya que tendrás que trabajar con productos químicos y ácidos que producen gases nocivos. Asegúrate de refinar el oro en un área bien ventilada, al aire libre si es posible. No pases demasiado tiempo cerca de este metal mientras se está purificando. Usa ropa de seguridad como guantes, gafas y ropa gruesa que cubra todo tu cuerpo, porque los ácidos pueden quemar y ampollar la piel expuesta.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article