Cómo recuperar minerales refractarios

Escrito por Laura Wormuth ; última actualización: February 01, 2018
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Los minerales refractarios son minerales primarios no oxidados de minerales valiosos como el oro o plata que son mezclados con otros minerales como el sulfuro y seleniuro. Estos otros componentes minerales hacen al mineral resistente a los métodos tradicionales de minado como lixiviación de cianuro. Los procesos especiales, como el tostado, bio-oxidación, oxidación por presión o molienda fina, deben ser utilizados para recuperar las porciones valiosas del mineral, las cuales la mayoría son caras, malas para el ambiente y generalmente no son costo-efectivas. Este artículo describe el proceso para recuperar los minerales refractarios a través del tostado, una de las maneras más económicas de recuperar minerales refractarios porque funciona con sulfuros, el tipo de mineral asociado más común.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Identifica mezclas de minerales valiosos con otros minerales que son resistentes a procesos de lixiviación industriales estándar. Los minerales refractarios más comunes son sulfuros, que incluyen la pirita, galena, esfalerita y calcopirita. La mayoría de éstas tienen un lustre metálico y contienen una gran cantidad de sulfuro. Son densas y pesadas para que puedan ser separadas de las pilas de cola de la mina utilizando bandejas de tamiz y mesas de vibración

Expón los minerales a un aire extremadamente caliente de aproximadamente 1.000 grados Fahrenheit (537 grados centígrados) utilizando un horno para asar. Este proceso generalmente se aplica a minerales de sulfuro con altas cantidades de material orgánico. El oxígeno introducido al sistema quema el carbón orgánico creando un combustible que quema el sulfuro, que es el mineral resistente, del mineral valioso. Durante la tostadura, el sulfuro se convierte en óxido, y el sulfuro se libera como dióxido de sulfuro en forma gaseosa.

Captura el gas de dióxido de sulfuro para emplear como subproducto. El dióxido de sulfuro es el compuesto base del ácido sulfúrico, utilizado en baterías de auto y procesamiento de aceite, entre sus varios usos. Una vez que el sulfuro ha sido removido del concentrado mineral, el oro o plata puede ser extraído por métodos tradicionales como lixiviación con cianuro.

Utiliza una solución de cianuro de sodio para disolver el oro. El oro será suspendido en solución y puede ser recuperado de dos maneras básicas: el proceso de precipitación de zinc de Merrill-Crowe o la adsorción del oro en carbón activado. El proceso Merrill-Crowe ha sido utilizado por más tiempo y funciona al quitar el oxígeno de la solución, mezclando luego un polvo fino de zinc. El oro se recupera como un precipitado de oro muy fino en un filtro pre capa. La absorción del oro es parecido al método Merrill-Crowe. Las moléculas de oro se adhieren como sólidos disueltos a una superficie de carbón en vez de a un filtro.

Advertencias

La tostadura puede liberar subproductos potencialmente peligrosos en la atmósfera como dióxido de sulfuro y arsénico.

La lixiviación de cianuro es un proceso peligroso porque el cianuro puede contaminar el ambiente. Consulta con una compañía de minado profesional antes de intentar alguno de estos procesos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article