Cómo preservar un ecosistema

Escrito por Mark Keller ; última actualización: February 01, 2018
Un ecosistema es un entorno natural conformado por el suelo, el agua, el aire y la vida biológica.

Mientras que la mayoría de la gente conoce el entorno hecho por el hombre a su alrededor, y puede nombrar las calles cercanas y las ciudades, pocos le prestan atención al ecosistema, el entorno natural conformado por el suelo, el agua, el aire y la vida biológica, tanto de las plantas como de los animales. Un individuo por sí solo afecta muy poco a la conservación de los ecosistemas naturales, pero si son varios los que cambian el estilo de vida llegan a hacer un impacto en ello.

Investiga tu ecosistema local. Para preservarlo, debes conocerlo. La página de Internet de Environmental Literacy Council (Consejo de alfabetización sobre el medio ambiente) tiene una lista de varios vínculos de sitios gubernamentales que te ayudan a identificar el suelo, el agua y la flora y fauna local.

Usa sólo productos que sean seguros para el ambiente. Muchos pesticidas y productos de limpieza contienen químicos dañinos que impactan negativamente en el ecosistema. Fíjate en la lista de ingredientes de cualquier producto químico que compres, y usa las alternativas más naturales que te sea posible.

Reduce la cantidad de basura que produces. Nunca desparrames tu basura. Recicla cuanto más puedas, particularmente los materiales peligrosos, como el aceite de autos usado. Evita usar productos de plástico, porque este elemento puede ser bastante problemático para el ecosistema. Si debes usar bolsas de plástico, recíclalas.

Preserva la vida de las plantas y de los animales. Consulta las regulaciones sobre pesca y caza en tu zona y síguelas al pie de la letra. Sólo pescar las especies que abundan en las áreas aprobadas va a preservar el ecosistema. Trata de plantar sólo especies nativas en tu jardín y canteros y evita que las que no lo son se desparramen por las tierras incultas.

Usa la menor cantidad de agua que puedas. No uses la máquina de lavar ni el lavaplatos hasta que estén completamente llenos. Repara los goteos. Instala un conservador de agua en la ducha y reemplaza los inodoros viejos por los más pequeños y nuevos modelos que consumen menos agua.

Sobre el autor

Mark Keller has been writing everything from short stories to political commentary over the course of the past decade. He has written professionally since 2009 with articles appearing on LibertyMaven.com, Penguinsightings.org, Pepidemic.com and various other websites. He is a theater major at Hillsdale College in Michigan.

Créditos fotográficos

  • Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article