Cómo hacer papel inflamable para magos

Escrito por Josh Baum ; última actualización: February 01, 2018
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El papel inflamable es un componente esencial en la bolsa de trucos de cualquier ilusionista. A diferencia del papel ordinario, que arde de forma relativamente lenta y produce cenizas oscuras, el papel inflamable se quema completamente en un brillante y rápido destello, sin producir ceniza en absoluto. Puedes comprar este papel directamente a proveedores de magia, pero puede que encuentres más conveniente o más económico fabricar tu propio papel inflamable en casa.

Reúne tus materiales. Puedes encontrar solvente Stoddard, también conocido como aguarrás, en tiendas de pintura, de productos de limpieza químicos o de magia. Cuando selecciones el papel higiénico, elige uno sin lociones o aloe. Al escoger una fuente plana, elige una lo suficientemente grande como para colocar cuatro cuadrados de papel higiénico sin tener que montarlos unos sobre otros.

Abre la bengala y expón el contenido. Necesitarás usar un cúter para hacer esto. Dentro, encontrarás un tubo con cristales blancos o, en algunos casos, polvo blanco. Coloca esta sustancia a un lado y mantenla lejos del fuego.

Vierte aproximadamente un vaso de solvente Stoddard en una olla pequeña y añade aproximadamente 2 cucharaditas de cristales o polvo de la bengala. La mayoría de las bengalas contienen más o menos esta cantidad así que, en la mayor parte de los casos, usarás todos los cristales. Pero algunos tipos de bengala son especialmente grandes y duraderas, así que es importante medir primero.

Coloca la olla al fuego lo más bajo posible en la hornilla de gas. Cocínala alrededor de una hora o hasta que todos los cristales o polvos se hayan disuelto, revolviendo la mezcla dos o tres veces durante el proceso.

Apaga el fuego y observa la mezcla atentamente. Debería haberse separado en dos capas; una capa gruesa y clara encima y una turbia y acuosa debajo. Con cuidado levanta la olla y retira la capa clara, echándola lentamente en la fuente plana.

Coloca cuatro cuadrados separados de papel higiénico en la fuente plana. Déjalos empaparse en la solución durante 10 minutos.

Calienta el horno a 100 grados F (37 grados C) mientras dejas que el papel higiénico se empape.

Cuidadosamente saca cada cuadrado de papel higiénico de la solución y llévalo a la placa para galletas. Dependiendo del grosor y la fragilidad del papel, puede ser más fácil hacer esto con una espátula.

Añade cuatro piezas más de papel higiénico al plato y continúa el proceso de dejar que se empapen durante 10 minutos antes de pasarlos a la placa. Sigue haciendo esto hasta que toda la solución haya sido absorbida.

Coloca la placa en el horno a 100 grados (37 C) cuando todos los cuadrados estén preparados. Déjalos hornear de 30 a 40 minutos, y quédate cerca del horno para poder verlos cómo se cocinan.

Retira la bandeja del horno y deja enfriar el papel cuando veas que éste se pone un poco amarillo. Si lo dejas en el horno demasiado tiempo, una de las piezas podría arder y provocar una reacción en cadena, quemando todo el papel de golpe.

Consejos

Si es posible, distribuye las piezas de papel inflamable muy separadas en la placa. De este modo, si una de ellas se enciende accidentalmente, no incendiará a las otras.

Advertencias

Trabajar con bengalas molidas cerca del fuego presenta riesgo de incendio, por lo que debes tener extremo cuidado y tener listo un extintor de fuego todo el tiempo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article