¿Una orquídea tiene que estar bajo la luz del sol?

Escrito por Eric Turnbull ; última actualización: February 01, 2018
Orquídeas.

Las orquídeas, como todas las plantas, necesitan luz para sobrevivir. Esta luz puede ser luz solar o artificial. Las orquídeas deben recibir la intensidad y la cantidad correcta de luz, la cantidad exacta depende del tipo de orquídea. Hay muchos tipos de orquídeas, y se pueden encontrar en una amplia gama de Zonas de Resistencia de la USDA (4 a 12). Algunas crecen bien en el sol, mientras que otras lo hacen mejor en la sombra. La mayoría de las orquídeas que se venden son epiphytics (una planta que crece sobre o en un árbol), y proceden de los trópicos.

Cantidad de sol

La cantidad de luz solar que cae sobre una orquídea es muy importante para la producción de alimentos de la planta (fotosíntesis) y desencadena la producción de flores. Dependiendo del tipo de orquídea, se necesitan de 12 a 16 horas de luz por día para un buen crecimiento; los meses de verano proporcionan esta cantidad. Durante el invierno, la luz solar se reduce, lo que provoca que la orquídea entre en un período de descanso (a menos que se adapte a la poca luz, como las Phalaenopsis).

La intensidad de la luz del sol

La intensidad o la fuerza de la luz que necesita una orquídea varía de un tipo a otro. Algunas están expuestas al pleno sol durante casi todo el día, mientras que otras pueden sobrevivir sólo con la luz que reciben bajo la sombra de un dosel de árboles. Para las orquídeas fácilmente disponibles, tales como Cymbidium, que crecen en una zona de clima templado en el verano, les conviene una posición orientada al este en el verano, pero deben orientarse hacia el sur durante los meses de invierno.

Problemas por nivel e intensidad de luz incorrecta

Las orquídeas están adaptadas a sus condiciones naturales, las cuales deben replicarse.

Exponer orquídeas a menos de 12 horas de luz solar por día, o a demasiada sombra, hará que produzcan hojas más oscuras de lo normal. Esto indica que la producción de alimentos es baja y resultará en una floración pobre o inexistente. Si la orquídea recibe más de 16 horas de luz al día, puede detener la producción de flores. Si la luz del sol es demasiado fuerte, las hojas se verán pálidas, se quemarán y sufrirán daños irreparables, lo que puede conducir a la muerte de la planta.

Los niveles de la luz del sol en los edificios

Coloca las orquídeas en la luz directa del sol.

Los edificios están diseñados para las personas y no para las plantas, por lo que si decides tener una orquídea en tu edificio, es importante que conozcas sus necesidades de luz solar. Como planta de interior, las orquídeas suelen situarse en lugares donde se destaquen, por lo general en la luz directa del sol, pero esto puede quemar e incluso matar a las variedades más populares, tales como Phalaenopsis. Tales variedades necesitan el sol débil de la mañana (el cual reciben en un umbral con orientación al este) y luego sombra durante el resto del día.

Referencias

  • Manual para el cuidado de las orquídeas, Brian y Sarah Ritterhausen.

Sobre el autor

Eric Turnbull has been a professional horticulturalist for more than 20 years working as both a garden designer and a gardener in the public and the private sector. His gardening knowledge and experience is varied and extensive. Turnbull studied at Writtle and Moulton agricultural colleges, England.

Créditos fotográficos

  • Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article