Órganos respiratorios en las plantas y animales

Escrito por John Brennan ; última actualización: February 01, 2018
Las branquias son más eficientes que los pulmones para capturar oxígeno.

La respiración es el proceso mediante el cual los organismos transportan oxígeno de la atmósfera exterior a las células en sus tejidos. La respiración celular, por el contrario, es el proceso mediante el cual los azúcares y las grasas se descomponen en las células para producir energía.

Tipos

Las plantas intercambian gases como dióxido de carbono y oxígeno a través de pequeños poros en la cara inferior de las hojas, estos poros se llaman estomas. Los animales, por el contrario, utilizan varios tipos diferentes de órganos para el intercambio de gases en la respiración. Los mamíferos, como los seres humanos, utilizan órganos especializados llamados pulmones; los peces, por el contrario, utilizan las branquias, y muchos pequeños organismos como los insectos utilizan sistemas traqueales. Algunos pequeños organismos en los hábitats acuáticos pueden incluso respirar gracias al intercambio de gases a través de su piel.

Función

Los sistemas traqueales en los insectos se ramifican a través del cuerpo del organismo, transportan oxígeno a casi todas las células. Las branquias de los peces y los pulmones de la mayoría de los organismos grandes, por el contrario, participan en el intercambio de gases con la sangre, que transporta el oxígeno fuera de los pulmones a las células del cuerpo. Las plantas no tienen órganos especializados para el intercambio de gases, el simple mecanismo de difusión a través de los estomas es suficiente para satisfacer sus necesidades.

Dato curioso

Las branquias son mucho más eficientes que los pulmones debido a que utilizan el intercambio contracorriente; la sangre desoxigenada fluye en la dirección opuesta al agua que fluye a través de las branquias, por lo que los peces pueden extraer un alto porcentaje de oxígeno del agua. Las aves logran una mayor eficiencia con los sacos de aire situados por encima y por debajo de los pulmones, estas bolsas de aire bombean aire a través de los pulmones para que el aire fluya de forma continua, por lo que el intercambio de gases es más eficiente en las aves que en los seres humanos.

Referencias

Sobre el autor

Based in San Diego, John Brennan has been writing about science and the environment since 2006. His articles have appeared in "Plenty," "San Diego Reader," "Santa Barbara Independent" and "East Bay Monthly." Brennan holds a Bachelor of Science in biology from the University of California, San Diego.

Créditos fotográficos

  • Photodisc/Digital Vision/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article