Cómo mejorar la memoria a corto plazo en la adolescencia

Escrito por Nicole Fotheringham ; última actualización: February 01, 2018
Jetta Productions/Lifesize/Getty Images

La memoria a corto plazo o memoria de trabajo dura sólo unos segundos o minutos. Esta es la forma en que el cerebro procesa la enorme cantidad de información entrante. La información importante se transmite a la memoria a largo plazo para el almacenamiento mientras se descarta la información irrelevante. La memoria a corto plazo es importante para los adolescentes ya que les ayuda a concentrarse en clase y recordar lo que el profesor ha dicho el tiempo suficiente como para entender el contenido o escribir notas. Los adolescentes pueden mejorar su memoria a corto plazo en un número de maneras diferentes.

Utilizar la nemotécnica para mejorar la memoria a corto plazo. Este método une al conocimiento de la memoria a corto plazo con el conocimiento ya almacenado en la memoria a largo plazo. Por ejemplo, puedes recordar cómo se escribe la palabra "porque" al recordar esta frase: Big elephants can always understand small elephants (los elefantes grandes siempre pueden comprender a los elefantes pequeños). Esto se conoce como una nemotécnica de ortografía. Puedes utilizar el mismo método para recordar palabras o ideas. Por ejemplo si deseas recordar el orden de las instrucciones, podrías utilizar esta frase: Naughty elephants squirt water (los elefantes traviesos rocían agua). La primera letra de cada palabra simboliza las direcciones norte, este, sur y oeste.

Elabora creando un contexto rico para el dato nuevo que necesitas recordar. Añade información visual o auditiva asociada al dato ya que estas formas de información se almacenan en diferentes áreas del cerebro y te ayudará a recordarlo. Esto da a tu cerebro varias vías o puntos de acceso al dato y te ayudará a recordar. La repetición también te ayudará a almacenarlo en la memoria a corto plazo. Por ejemplo, repetir el nombre de la persona que acabas de conocer varias veces te ayudará a recordarlo.

Céntrate en la tarea a realizar. Apaga el televisor o la radio. Aunque pienses que serás capaz de estudiar mejor con ella encendida, utiliza tu función cerebral y hace que te distraigas. Crea un ambiente tranquilo, sin estrés y concéntrate en una cosa a la vez. Esto te ayudará a recordar cosas cuando estés estudiando. Toma descansos para que tengas tiempo de procesar cada hecho y para que la información no se vuelva confusa.

Duerme adecuadamente y haz ejercicio. Hacer ejercicio mejora el flujo de oxígeno al cerebro. También ayuda a proteger las células del cerebro y a estabilizar la química cerebral. Esto mejorará la memoria y la función cerebral y también te mantendrá saludable. La privación de sueño afecta a la función cerebral mediante la reducción de la capacidad de resolver problemas, la creatividad y el pensamiento crítico. Dormir es esencial durante el proceso de consolidación de la memoria y la pérdida de memoria es más grave cuando no duermes lo suficiente.

Ríete a menudo. La risa realmente es la mejor medicina y los estudios muestran que la risa estimula varias partes del cerebro. Esta estimulación mejora la funcionalidad del cerebro. El cerebro también se estimula a través de las relaciones y la memoria mejorará si tienes muchas relaciones familiares y sociales positivas.

Consume alimentos que fomenten la memoria. Los ácidos omega-3 son esenciales para la salud del cerebro y pueden encontrarse en pescados, linaza, nueces, semillas de calabaza y frijoles de soja. Las frutas y las verduras también son buenos alimentos para el cerebro ya que están llenos de antioxidantes. Las frutas y loa vegetales ricos en antioxidantes incluyen verduras de hojas verdes, como lechuga y espinaca y frutas como melón, sandía y albaricoques.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jetta Productions/Lifesize/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article