Cómo hacer un mapa topográfico en 3D para un proyecto escolar

Escrito por Nannette Richford ; última actualización: February 01, 2018
hkeita/iStock/Getty Images

Un mapa topográfico muestra las características del paisaje, incluyendo accidentes geográficos como montañas, mesetas, lagos, arroyos y valles. Las líneas de contorno trazadas en el mapa indican la elevación de características naturales del terreno. Hacer un mapa topográfico en 3D da a los niños la oportunidad de demostrar su entendimiento de los accidentes geográficos y de la elevación con una actividad de participación activa. Aunque al principio podría parecer una tarea difícil, cuando se hace con papel maché, el proyecto cobra vida con poco esfuerzo. Cuando la base esté completa, unos pocos toques finales crearán una exhibición excepcional que se puede utilizar como material adicional en una unidad geográfica.

Agranda el contorno del mapa para que encaje en una hoja grande de cartulina. Copiar el mapa en una diapositiva y proyectar la imagen en la pared con un proyector es una forma rápida de crear una imagen con el tamaño adecuado. Simplemente traza el contorno en la cartulina. También puedes agrandar la imagen en una fotocopiadora, recortarla y pegarla en la cartulina o trazar el contorno en el cartel.

Añade papel cortado en trozos pequeños a la pasta de papel maché (ver recursos) y déjalo secar completamente.

Localiza accidentes geográficos en el mapa que estás utilizando como referencia. Comprueba la leyenda (el cuadro de la parte inferior del mapa que contiene los símbolos utilizados en el mapa) del mapa para determinar los símbolos utilizados para indicar los accidentes específicos como ríos, arroyos, colinas, montañas y valles. Determina la elevación de cada accidente leyendo las curvas de nivel en el mapa. Estas curvas indican la altura de las características geológicas y suelen estar escritas al pie. Marca con un lápiz los accidentes geográficos y las elevaciones en la cartulina para crear una guía a la hora de forma el papel maché.

Estruja trozos pequeños de papel maché entre tus dedos dejando que el exceso de pegamento gotee en el cubo y aplica una capa fina de papel maché a toda la zona del mapa. Construye zonas de elevación más alta utilizando como guía las curvas de nivel del mapa original. Las montañas podrían necesitar varias capas de papel maché para alcanzar la altura deseada. Utiliza tu mejor criterio para simular la altura aproximada y mantener los accidentes geográficos proporcionados.

Duplica la textura del terreno modelando el papel maché con tus dedos. Haz el terreno escarpado como son las laderas rocosas formando el papel maché en bordes irregulares con tus dedos. Alisa el papel con los dedos para hacer zonas que sean llanas o niveladas. Crea espacios para los ríos o lagos haciendo hendiduras en el papel maché con tus dedos u otro objeto como un lápiz o pasador.

Colócalo en una zona donde no estorbe y déjalo secar durante toda la noche. Comprueba que todas las zonas estén completamente secas. Dependiendo de la cantidad de humedad del papel maché, la temperatura del cuarto y del grosor de las montañas y de los accidentes geográficos, podría tardar dos días en secar.

Pinta el mapa con los colores apropiados utilizando el azul para el agua, el verde para la vegetación y el marrón para el suelo. Mezcla o combina los colores para crear variaciones en el terreno del mapa da un aspecto más realista.

Deja que seque completamente. Añade etiquetas con un rotulador de punta fina. Pulveriza el mapa con una capa transparente de fijador acrílico para proteger la superficie y evitar que se desgaste.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • hkeita/iStock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article