Cómo laminar papel en casa

Escrito por Alicia Bodine ; última actualización: February 01, 2018
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Laminar el papel lo protege de derrames y del desgaste normal. También hace que el papel se vea especial y más atractivo. Algunas cosas que puedes querer laminar son premios, certificados, pinturas, dibujos especiales o manteles hechos en casa. Si eres un padre que enseña a sus hijos en casa, puede que quieras laminar papel como lo hacen en las escuelas públicas. Laminar papel en casa es más fácil de lo que piensas.

Lamina con papel de contacto

Compra un rollo de papel de contacto transparente. Lo puedes comprar en casi todos los grandes almacenes y tiendas de artesanías.

Mide el papel que quieres laminar o colócalo sobre el papel de contacto.

Añade una pulgada (2,5 cm) alrededor de los lados del papel que quieres laminar y marca el papel de contacto para reflejar este tamaño. Puedes dibujar en el lado que se saca.

Corta el papel de contacto siguiendo las líneas que dibujaste y luego saca una segunda hoja de papel contacto. Corta otra pieza del mismo tamaño que la primera.

Saca la cubierta del papel de contacto para revelar el lado pegajoso. Coloca el papel que quieres laminar en el medio del adhesivo del papel de contacto, cuidadosamente.

Saca el protector de la segunda hoja de papel contacto. Este paso es un poco más difícil. Voltea el papel de contacto boca abajo y colócalo sobre el papel que quieres laminar. El papel de contacto cubrirá el papel norma y creará un sello de una pulgada (2,5 cm) alrededor de este cuando se conecte con la primera hoja.

Alisa el papel con tu mano, moviéndola de izquierda a derecha. Corta los bordes con una tijera para que se vean bien.

Laminador

Compra un laminador. Existen varias clases de laminadores, pero no necesitarás nada caro o de trabajo pesado para los pocos papeles que laminarás en casa.

Prende tu laminador y espera a que la luz roja se encienda. Eso indicará que el laminador se ha calentado y está listo para ser usado.

Desliza el papel que quieres laminar en una de las bolsas laminadoras. Un extremo se cerrará mientras que los otros tres quedarán abiertos. Posiciona tu papel en el medio.

Inserta la bolsa en la máquina laminadora con el lado cerrado hacia adentro. Una vez que la máquina sienta que estás insertando la bolsa, se encargará del resto.

Toma tu papel cuando salga por el otro extremo. Estará completamente laminado.

Corta los bordes con unas tijeras o, si lo deseas, deja el papel laminado tal y como está. Apaga la máquina laminadora una vez que hayas terminado de usarla.

Consejos

También puedes laminar fotos. Pega algunas fotos a un pedazo de papel para hacer un collage y luego lamínalo cuando el pegamento se seque.

Advertencias

Si no alisas tu papel de contacto lidiarás con burbujas de aire después.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article