Información sobre cocodrilos para niños

Escrito por China Zmuida ; última actualización: February 01, 2018
Hay 23 tipos diferentes de crocodílidos.

Los cocodrilos pertenecen al grupo de los crocodílidos, los cuales incluyen a los aligátores, caimanes y gaviales (cocodrilos de hocico largo). Los cocodrilos viven en climas cálidos y disfrutan del agua salada. Estas criaturas comen carne y acechan en el agua, esperando pacientemente a que su presa pase nadando. Pueden pasar horas acechando a su presa antes de emboscarla y sumergirla en el agua para comerla.

Sentidos

Los cocodrilos pueden oír el llamado de sus crías.

Los cocodrilos usan sus sentidos para cazar. De acuerdo al Zoológico de San Diego, los cocodrilos tienen aberturas localizadas en sus cabezas que conectan con el oído interno. Sus ojos permiten el ingreso de más luz que los de los humanos, permitiendo que el cocodrilo tenga una excelente visión en la noche. Los pequeños órganos de su nariz pueden ayudar al animal a localizar comida mediante su sentido del olfato.

Piel

Los cocodrilos usan su piel para conservar su temperatura corporal.

Los cocodrilos tienen escamas gruesas que se conectan, creando una coraza blindada que protege al animal. También utilizan camuflaje para mimetizarse con su entorno. La piel del cocodrilo es regulada por su ambiente. Para subir su temperatura corporal, estas criaturas toman baños de sol en las riveras costeras o de los ríos. Cuando su temperatura corporal se eleva demasiado, los cocodrilos pasan tiempo en el agua. Para prevenir el sobrecalentamiento, un cocodrilo lanzará lodo sobre su espalda.

Mandíbulas y dientes

Los cocodrilos pueden romper los caparazones y huesos.

Aunque los cocodrilos tienen mandíbulas poderosas, en ocasiones tienen que poner su comida en cierta posición para consumirla porque no pueden masticar. Estos animales usan sus dientes para despedazar las presas grandes en pedazos más pequeños para ingerirlas, asegura Nova. Los cocodrilos pueden tragar las presas más pequeñas enteras.

Otros datos

A pesar de su apariencia, los cocodrilos hembra son muy maternales.

El cocodrilo de agua salada, que es el más grande de los crocodílidos, tiene fama de comer humanos, especialmente en Australia.

Cuando un cocodrilo termina de comer, tomará la comida restante y la esconderá bajo un tronco. Un sólo animal grande puede alimentar a un cocodrilo durante días.

En ocasiones un cocodrilo lanzará pedazos de comida al agua como una maniobra para atrapar pescados.

Las madres cocodrilo protegen a sus crías llamando a sus bebés e instándolos a que ingresen en su boca. Un cocodrilo hembra, incluso, ayudará a abrir la membrana del huevo de su cría para sacarla de su cascarón.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article