Hazlo tú mismo: Filtro de luz visible

Escrito por Kim Lewis ; última actualización: February 01, 2018
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Un filtro de luz visible es capaz de filtrar todos los colores excepto el suyo. Por ejemplo, un filtro de luz visible verde filtrará todos los colores menos el verde, y uno rojo filtrará todos los colores menos el rojo. Los filtros tienen aplicaciones en áreas como la fotografía y la investigación científica. Los más comunes están hechos de polímeros y vidrio con colorante o revestido. Para crear un filtro de luz visible por tu cuenta puedes usar material transparente con color o colorear una transparencia. El filtro debe ser cortado según la forma y tamaño deseados, aunque su grosor está limitado al del material que se use.

Elige la forma del filtro. Los filtros pueden ser cuadrados, rectángulos o círculos.

Determina el tamaño de filtro que quieras crear dependiendo de la aplicación que quieras darle.

Coloca una hoja de celofán en una superficie plana y limpia. Traza un cuadrado o rectángulo sobre la hoja usando una regla y un bolígrafo o un marcador delgado. Si quieres hacer una figura circular usa el compás. Para evitar que el compás perfore el material puedes proteger la hoja con un pequeño pedazo de cartón. Usa las tijeras para cortar la figura en el celofán.

Selecciona una cubierta de reporte de plástico transparente con color. La superficie debe estar lisa y sin arrugas. Al igual que en los pasos previos traza una figura en ella. Corta la figura con las tijeras.

Obtén una hoja de transparencia. Al igual que con la cubierta, debe estar libre de arrugas. Corta un pequeño cuadrado o círculo en ella y luego coloréala con un marcador de punta gruesa. Crea más figuras de diferentes colores.

Crea un marco para los filtros caseros. Para cada uno dibuja un par de figuras en el cartón. Corta las figuras y retira sus secciones medias, dejando solamente orillas de 1/4 de pulgada (0,635 cm). Usa pegamento para unir el filtro a uno de los marcos huecos. Pon algunas gotas de pegamento en las orillas del filtro y coloca el otro pedazo de cartón hueco encima fijando el filtro de color entre los dos marcos para mantenerlo seguro.

Consejos

El celofán puede comprarse como hojas o rollos. También puede recuperarse de restos de papel de regalo o de bolsas.

Usa un objeto, como una tapa o un rollo de toallas de papel para trazar la figura de un filtro redondo si es necesario.

Advertencias

Los filtros arrugados o manchados distorsionarán la luz que pasa a través de ellos.

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article