Fases latentes de las bacterias

Escrito por Bailey Richert ; última actualización: February 01, 2018
Las bacterias latentes no se multiplican en un cultivo de laboratorio.

La latencia o inactividad se refiere a un período de vida de un organismo, incluyendo bacterias, durante el cual es inactivo en un nivel metabólico. Esto significa que las bacterias dejan de crecer y desarrollarse, de hecho, la mayor parte de la actividad física por lo general se detiene. Las bacterias pueden parecer muertas, pero en realidad son todavía capaces de volver a una etapa activa, no latente. Para los científicos, es importante saber que durante la fase latente de una bacteria, no se puede reproducir. Esto significa que las bacterias inactivas no pueden ser cultivadas en un laboratorio para su análisis o investigación.

Causas de la inactividad

Cuando se siente amenazada por las condiciones ambientales extremas, las bacterias entran automáticamente en un proceso de latencia para su propia supervivencia y protección. Tales condiciones ambientales incluyen altas temperaturas, niveles extremadamente altos o bajos de pH, exceso o falta de oxígeno, o amenazas químicas, como los antibióticos. La latencia es sólo un período de reposo de las bacterias, cuando las condiciones ambientales son de nuevo adecuadas para una especie bacteriana en particular, puede salir de la latencia y comenzar su crecimiento celular y reproducción.

Endospora

Para ciertas bacterias, el proceso de la latencia implica convertirse en esporas o endosporas, mediante la encapsulación de sí mismas en una cubierta dura y protectora fuera de su membrana externa. En este proceso, sólo el ADN de las bacterias se compacta y se encapsula, mientras el resto de la célula requerido para la conversión metabólica de la energía se desvanece. Cuando sea seguro comenzar a crecer y reproducirse de nuevo, el esqueleto se rompe y se disuelve, así la espora comienza a crecer en una célula completa de nuevo.

Quiste microbiano

El quiste microbiano es una clasificación de las bacterias latentes o eucariotas protistas. La actividad celular se ralentiza en un quiste y también forma una capa exterior como las endosporas. Este proceso de esqueleto exterior se conoce como enquistamiento. Los quistes son responsables de un gran número de lesiones en la piel en los seres humanos y animales que pueden llegar llenarse de líquido. Son desagradables, pero no son cancerosos y benignos para el organismo en general. Los quistes pueden también formarse en los órganos internos de un ser humano. Un lugar común en las mujeres es en la superficie de los ovarios.

Conidia

Los conidios son también esporas, pero se originan principalmente de hongos. Son asexuales y se forman en uno de dos procesos. En el primer proceso, conidiogénesis blástica, se forma la espora y el resto de la célula muere después. En el segundo proceso, conidiogénesis tálica, se forma una pared transversal interior de la célula y la mitad de ella muere antes de que se haya formado la espora.

Sobre el autor

Bailey Richert is a 2010 graduate of Rensselaer Polytechnic Institute with a dual bachelor's degree in environmental engineering and hydrogeology, as well as a master's degree in systems engineering. After several years in the environmental consulting industry, she is now attending MIT for graduate school. An accomplished traveler, she has visited 23 countries and published her first book about international travel in 2014.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article