Experimentos con amilasa

Escrito por Michael E Carpenter ; última actualización: February 01, 2018
Seiya Kawamoto/Lifesize/Getty Images

La amilasa es la enzima responsable de convertir el almidón en el azúcar maltosa, que es un disacárido. Esta enzima, presente en la saliva, es el componente clave en la germinación de las plantas. El almidón presente en las semillas es convertido a azúcares, brindando energía a la planta antes de que ésta pueda hacer fotosíntesis. Los experimentos con amilasa demuestran cómo la enzima reacciona con el almidón y las variables que afectan la velocidad de la reacción.

Masticar pan

El pan está lleno de hidratos de carbono. El almidón es considerado un tipo complejo de hidrato de carbono, que comienza a ser degradado a maltosa ni bien ingresa a nuestras bocas. Dale a cada estudiante una rodaja de pan que haya sido cortada en dos. Los estudiantes deben masticar una mitad durante tres minutos y anotar sus observaciones respecto a los cambios en el sabor del pan. La otra mitad debe ser masticada durante 10 segundos y luego dejada en un contenedor durante 10 minutos. Después de ese tiempo, los estudiantes deben volver a masticar el pan. En ambos casos, el pan debe comenzar a saber más dulce a medida que la amilasa comienza a convertir los hidratos de carbono en maltosa.

Semillas de maíz

Dale a los estudiantes tres semillas de maíz: una seca, una que haya sido hervida y una que haya estado en remojo. Los estudiantes deben cortar las semillas por la mitad y colocarlas en una placa de petri que tenga una solución de almidón. Luego deben incubarlas durante 30 minutos. Cuando las saquen, deben agregar una solución de yodo a la placa. El almidón remanente reaccionará con el yodo, creando zonas violetas. Los estudiantes deben observar las diferencias entre las semillas para determinar cuál tenía más cantidad activa de amilasa.

pH

Al igual que con todas las enzimas, la amilasa tiene un nivel de pH en el que funciona mejor. Este puede ser determinado creando diferentes niveles de pH y reacciones de amilasa que midan la velocidad del proceso. Coloca gotas de solución yodada en un tubo de ensayo. En otro, mezcla amilasa, almidón y una solución de diferentes niveles de pH. Después de mezclar la solución, toma una pequeña cantidad usando una pipeta y agrégala al yodo. Este debe volverse naranja cuando la reacción finaliza. Los estudiantes deben evaluar la solución cada 10 segundos hasta llegar al color correcto. El experimento se repite para cada nivel de pH. El nivel que se haya puesto naranja más rápido es el preferido por la amilasa.

Temperatura

Las reacciones de la amilasa ocurren más rápidamente a ciertas temperaturas. Coloca una solución de yodo en una bandeja. Mezcla la amilasa, el almidón y la solución, usando esta vez el mismo pH, y evalúa cuánto tarda en ponerse naranja. Eleva la temperatura de la próxima solución en 10 grados y vuelve a evaluar cuánto tarda en reaccionar. Los estudiantes deberían poder determinar la temperatura óptima para la reacción de amilasa después de varias evaluaciones.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Seiya Kawamoto/Lifesize/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article