Cómo evitar que el raso se deshilache

Escrito por Gryphon Adams ; última actualización: February 01, 2018
s_lena/iStock/Getty Images

Las técnicas de construcción y las ayudas de costura ofrecen las mejores prevenciones y soluciones para el raso deshilachado. Si alguna vez has tirado de un hilo flojo en una cinta o retal de raso, sabes lo que puede suceder en un vestido, o cualquier otra cosa, si comienza a deshilacharse: destrucción total. Tanto si estás haciendo un traje, un disfraz o un proyecto artesanal, o si estás lidiando con una emergencia en tu guardarropa, puedes evitar que el raso se siga deshilachando.

La solución rápida

destillat/iStock/Getty Images

Durante el armado de una prenda o proyecto artesanal, manipula el raso lo menos posible después de cortarlo. Los retardantes de deshilachado —una ayuda para la costura que tiene un efecto laqueado cuando se seca— puede detener el deshilachado. No obstante, puede producir manchas, por lo que debes usarlo con precaución. El retardante de deshilachado detiene el mismo en los extremos de las cintas de raso, en los bordes cortados y en la ropa que ya está cosida. Para obtener mejores resultados, aplica una línea lo más fina posible del producto. Para un trabajo más minucioso, como el extremo cortado de una cinta o una costura torcida, aplica el retardante de deshilachado con un mondadientes para poder controlarlo por completo.

Corte dentado

colb/iStock/Getty Images

Las tijeras dentadas, que crean puntas en la tela, son aptas para el raso. Además de recordar una divertida artesanía para niños, los cortes adicionales creados por la tijera dentada protegen los bordes vulnerables del raso. A diferencia de un corte recto que puede deshilachar hasta el punto de crear flecos y un posible error en el guardarropas, el corte con la tijera dentada proporciona un borde que resiste el deshilachado. Es una solución económica que no lleva más tiempo que cortar con la tijera normal. Si has hecho un forro o prenda de raso, usa una tijera dentada para cortar 1/8 pulgada (6 mm) de los márgenes de costura para detener el deshilachado.

Deja un margen de costura generoso

Dimitrios Kambouris/Getty Images Entertainment/Getty Images

Es mejor prevenir que curar. Si estás comenzando un proyecto con raso, invierte en una tela de buena calidad. La ropa formal a menudo usa un raso más resbaladizo; cuando ves un traje de novia brillante que cae como en sueños, es raso resbaladizo. El alto conteo de hilos de esta tela mejora su durabilidad y reduce el riesgo de que se abra. Evita las costuras rectas; en su lugar, corta a lo largo del tejido de la tela. El raso cortado al bies fluye y cae mejor y produce costuras menos vulnerables.

Terminar los bordes

Anne Kitzman/Hemera/Getty Images

Terminar los bordes de las costuras y dobladillos ofrece una defensa fundamental contra el deshilachado. Los métodos más adecuados para el raso son la puntada zigzag y el remallado con una costura de seguridad. Usar cinta al bies también ayuda a prevenir el deshilachado. La cinta de encaje es flexible y se mueve bien en telas livianas como el raso con el revés de crepé para hacer los dobladillos de prendas sin forrar. Forrar una prenda o accesorio de raso puede sustituir la terminación de la costura. Por ejemplo, con un forro no necesitas hacer costuras adicionales para terminar el dobladillo de una falda de raso. Para una prenda al cuerpo, es mejor terminar las costuras tanto si está o no forrada.