Cómo estudiar si estás cansado

Escrito por Kate Bradley ; última actualización: February 01, 2018
No dejes que la fatiga impida que te vaya bien en el examen.

Cuando tienes un tiempo limitado antes de un examen y además estás cansado, estudiar puede parecer una tarea sin esperanzas. Sin embargo, maximizar tu exposición al material es crucial para lograr una calificación alta. Puedes seguir estudiando cuando estás cansado e incluso aumentar tu conocimiento si cuidas tu cuerpo y mantienes tu cerebro alerta.

Prepárate a ti mismo y a tu ambiente

Come antes de estudiar si tienes hambre. El hambre puede distraerte y evitar que retengas lo que estudias.

Dile a tus compañeros de cuarto o a los miembros de tu familia que estás estudiando. Pídeles que no te molesten por ninguna razón.

Elimina las distracciones. Apaga el televisor, tu teléfono celular y la música. Tu material de estudio debe ser lo único que tengas en la cabeza.

Planea tu sesión de estudio

Determina el propósito de tu estudio. ¿Estás preparándote para una evaluación, una discusión en clase o una sesión de tutoría?

Decide qué es lo más importante para aprender. Consulta tu guía de estudio o evaluaciones anteriores para determinar cual será el posible enfoque de tu docente. ¿Deberías poner énfasis en el vocabulario, las fechas claves o en ser capaz de analizar críticamente el material? Cuando estás cansado, no puedes retener tanta información. Elige qué es lo más importante.

Divide el material en partes manejables. Alterna entre las tareas fáciles, como hacer tarjetas, y las que requieren concentración. Cambiar hará que el material parezca fresco. Planea cambiar regularmente para evitar el desgaste de un aspecto en particular.

Permanece alerta

Ten suficiente agua a mano. Estar hidratado mantiene tu cerebro y cuerpo trabajando a óptimos niveles y te da una razón regular para levantarte y moverte.

Mastica goma de mascar de sabores fuertes. Este movimiento regular de tu mandíbula y el sabor de la goma evitarán que te duermas con facilidad.

Camina por la habitación. Siéntate en el escritorio, luego muévete al piso y luego al sillón o al sofá. Si tienes tarjetas, camina mientras las revisas.

Toma una ducha fría si sientes que estás demasiado cansado. El agua te ayudará a despertarte y estar limpio te ayudará a sentirte fresco y capaz de comenzar de nuevo.

Consejos

No estudies más allá del punto en el que es obvio que no puedes aprender más. Escucha a tu cuerpo. Una buena noche de sueño es mejor que una sesión de acumulación de sueño de toda una noche.

Advertencias

Privar a tu cuerpo de sueño puede dar lugar a una baja funcionalidad del sistema inmunológico y evitará que seas capaz de usar todo tu potencial. No fuerces a tu cuerpo demasiado o podrías dañar tu salud.

Sobre el autor

Kate Bradley began writing professionally in 2007. She holds a Bachelor of Arts in international studies and a minor in German from Berry College in Rome, Ga; TEFL/TESOL certification from ITC International in Prague; and a Master of Arts in integrated global communication from Kennesaw State University in Kennesaw, Ga.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article