Cómo equilibrar una ecuación química

Escrito por Michael O. Smathers ; última actualización: February 01, 2018
Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images

La ley de conservación de la masa-energía establece que la suma de toda la materia y la energía en un sistema deben permanecer constantes, a menos que se produzca una intervención externa. Esto se aplica a las reacciones químicas (cuando combinas dos sustancias en un intento de hacer una tercera, debe existir el mismo número de átomos en los reactivos que en los productos). Tus ecuaciones deben, por tanto, conservar el número de átomos en cada elemento.

Escribe las fórmulas químicas de todas las sustancias involucradas en la reacción, separándolas con una flecha. Esto representa la transformación de un estado a otro. Por ejemplo, la reacción de aluminio y oxígeno para formar óxido de aluminio se escribiría: Al + O2 --> Al2O3.

Compara el número de átomos de cada elemento a ambos lados de la ecuación, indicado por un subíndice.

Empezando con los elementos de los compuestos más grandes, suma los coeficientes enteros para asegurarte de que los compuestos tengan el mismo número de átomos de cada elemento. Multiplica el coeficiente por cada subíndice para conseguir el número de átomos. Usando el ejemplo del óxido de aluminio, Al + O2 --> Al2O3 no está equilibrada.

El aluminio se equilibra con un coeficiente de 2 en el lado izquierdo de la ecuación, para coincidir con los átomos de aluminio a la derecha, pero el oxígeno requiere una aproximación diferente; 3 dividido entre 2 es 1,5 lo que representaría 1,5 moléculas, una cantidad imposible. Para eliminar este problema multiplica por 2 en ambos lados: 2(2Al + 1,5O2) --> 2(Al2O3). Esto deja 4Al + 3O2 --> 2Al2O3.

Evita equilibrar hidrógeno y oxígeno (de acuerdo con la Universidad Estatal de Pennsylvania), porque estos elementos aparecen en muchos compuestos. En vez de eso, céntrate en otros elementos. Equilibra iones poliatómicos como unidades completas, si permanecen intactos a través de la reacción. Usando el sulfato de hierro (III) como ejemplo, Fe3+ + (SO4)2-, el hierro tiene una carga positiva de 3, mientras que el sulfato tiene una carga negativa de 2. (Fe3+)2(SO4(2-))3 incrementa la carga en ambos lados a 6, lo que da como resultado una carga neta de cero.

Dibuja una tabla y contabiliza todos los elementos a ambos lados de la ecuación. Todas las medidas deberían ser iguales.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article