Diferencias entre un camello bactriano y un dromedario

Escrito por Jack Powell ; última actualización: February 01, 2018
El hombre ha utilizado los camellos durante miles de años.

Los camellos, bestias de carga comunes en África, Asia y el Medio Oriente, son mamíferos artiodáctilos ungulados. Además de su papel como animales de carga, los camellos proporcionan leche, carne y lana a los pueblos indígenas. Son muy apropiados para soportar las condiciones cálidas y secas en las regiones desérticas. Estos animales pertenecen a la misma familia que las llamas y alpacas, las que no pueden soportar los climas áridos. Hay dos especies de camellos: los bactrianos y dromedarios. Si bien ambas especies tienen mucho en común, hay varias diferencias que hacen que cada una se adapte mejor a su entorno.

Jorobas

Todos los camellos tienen jorobas, pero el número de jorobas depende de la especie. Los camellos dromedarios, o árabes, sólo tienen una joroba, mientras que los bactrianos tienen dos. Estas son en realidad depósitos de grasa. Concentrar el tejido graso en la joroba reduce la cantidad de calor atrapado en el cuerpo por los depósitos de grasa, lo que ayuda a los camellos a sobrevivir en altas temperaturas. Cuando es necesario, el tejido graso de la joroba es metabolizado para producir energía. Los depósitos de grasa en el camello bactriano están en dos jorobas para protegerlo contra la pérdida de calor en temperaturas más frías.

Apariencia

Aunque las dos especies de camellos son similares en color y apariencia, los dromedarios tienen extremidades más largas, lo que eleva sus cuerpos más lejos de la tierra, lejos del calor. Estos también tienen el pelo del cuerpo más corto, lo que permite que el calor se escape rápido, otra característica que hace que estos camellos sean adecuados para climas cálidos. Los bactrianos, por otra parte, son más bajos y tienen el pelo más largo que los dromedarios. Estos atributos hacen que este animal sea una mejor opción para las áreas que son más frías en el invierno, ya que pueden retener el calor corporal. A pesar de tener extremidades más largas, los dromedarios suelen pesar menos que los camellos bactrianos. Los dromedarios macho pesan alrededor de 900 libras (408 kg), mientras que los bactrianos macho pueden pesar hasta 1.400 libras (635 kg).

Temperamento

Los dromedarios son conocidos por su mal temperamento, y son propensos a escupir y patear. Cuando están molestos, estampan sus pies y corren. Los camellos bactrianos son mucho más dóciles. Tener en cuenta sus temperamentos al seleccionar un camello para una tarea específica puede ser la clave para el éxito.

Hábitat

Es probable que los dromedarios se originaran en la Península Arábiga, mientras que los camellos bactrianos son originarios de las estepas de Asia Central. Las diferencias en su hábitat natural se refleja en las características físicas de las dos especies. Debido a que los camellos bactrianos se originaron en una zona con inviernos más fríos, han desarrollado características que los ayudan a sobrellevar ese clima. Los dromedarios salvajes son nativos de áreas más templadas, por lo que sus características los ayudan a lidiar con el calor extremo.

Sobre el autor

Jack Powell has been writing professionally since 2008. He graduated from Red River College with a degree in creative communications and currently writes for a variety of local publications.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article