Como cuidar manones para crianza

Escrito por Lina Schofield ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los manones o gorriones capuchinos del Japón, son conocidos por su carácter social y tolerante. Esto las hace ideales como parejas reproductoras, especialmente para los principiantes o criadores novatos. De hecho, uno de los problemas más comunes que enfrentan los criadores, es mantener a las aves separadas entre sí. Suelen hacer una adicción de estar juntos en toda las perchas de la jaula, y por lo tanto, tienden a descuidar los huevos que ponen. Por esta razón muchos criadores recomiendan que se limite el número de manones en cada jaula a cuatro aves o menos para el éxito óptimo de la crianza.

Alberga a tus manones en grandes jaulas estilo caja, construidas de acero inoxidable o de madera. Idealmente, trata de encontrar una jaula que tenga un lado abierto, ya que son más fáciles de limpiar. Asegúrate de que las perchas de madera blanda estén muy separadas en la jaula. Cuelga platos separados sobre las perchas para comida, alimentos suplementarios, agua y verduras frescas. Mantén la jaula en un área donde esté protegida de las corrientes de aire, del aire frío o caliente, de la luz solar directa y de humos. Coloca el papel de lija en la parte inferior de la jaula y espolvorea cáscaras de huevo y carbón sobre él.

Cuelga la siguiente caja en el exterior de la jaula. Cubre el piso de la caja del nido con sisal e hierba seca.

Alimenta a las crías de los manones con una mezcla de alpiste que incluya mijo y semillas de cereales. Mantén agua fresca disponible en todo momento. Proporciónales verduras frescas como la stellaria y las espinacas también.

Ofrécele a tus manones suplementos nutricionales diariamente, como: comida de huevo, semillas germinadas, manzanas y peras picadas, brócoli y hojas de zanahoria. Cuelga un hueso de jibia en la jaula.

Mantén la temperatura a 75 grados Fahrenheit (23,9 ºC). Revisa la habitación, con un termómetro dos veces al día para verificar la temperatura. Coloca una luz con todos los colores del espectro directamente encima de la jaula, y fija el temporizador para que se apague después de10 horas.

Limpia los platos que cuelgan todos los días. Reemplaza las conchas molidas y el carbón del fondo de la jaula cada dos días. Cambia el papel de lija una vez cada siete días. Llena una botella rociadora con agua caliente y jabón antibacterial suave. Rocía la superficie de la jaula y luego límpiala con papel de cocina hasta que esté limpia y seca.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article