Cómo hacer cristales de sulfato de cobre

Escrito por Shellie Braeuner ; última actualización: February 01, 2018
Blue Crystals image by Dmitry Reviakin from Fotolia.com

Los cristales de sulfato de cobre pueden hacerse en casa o en el salón de clases. Son bastante fáciles de hacer y se forman en varios días o semanas. Tienen formas hexagonales con lados lisos. Pocas veces forman cristales secundarios en los lados como ocurre con algunos cristales. El sulfato de cobre es una sal bastante tóxica si se ingiere. Sin embargo, tiene un sabor metálico fuerte y produce vómitos, por eso, ingerirlo accidentalmente es poco probable. La sal también es levemente cáustica, así que ten cuidado y evita que entre en contacto con los ojos y la piel. Si el contacto llegara a ocurrir, enjuaga inmediatamente la zona afectada.

Hacer cristales de sulfato de cobre

Vierte 1 taza de agua destilada en el recipiente de vidrio o de cerámica.

Mide 1/2 taza de polvo sulfato de cobre y añádelo al agua.

Coloca el recipiente de agua sobre una fuente de calor y entíbialo. Revuelve con la cuchara hasta que el sulfato de cobre se haya disuelto por completo.

Deja enfriar la mezcla un poco. Viértela en el recipiente limpio y coloca el mismo en un área donde lo puedas ver pero no haya que moverlo.

Revisa el recipiente diariamente y anota los cambios. El cristal o cristales se formarán a medida que el líquido se seca. Cuando se haya evaporado toda el agua, el cristal o cristales estarán listos. Retíralos del recipiente y exhíbelos en un lugar que esté lejos del alcance de los niños y las mascotas.

Consejos

Prueba hacer varias soluciones y verterlas en recipientes que tengan formas diferentes. ¿Esto cambia la forma del cristal? ¿Cambia la cantidad?

Advertencias

Como se dijo en la introducción, el sulfato de cobre es tóxico. Ten cuidado cuando uses o exhibas los cristales.