Cómo crear un horno de madera

Escrito por Sarah Scott ; última actualización: February 01, 2018
Un horno de madera casero hace más fáciles las vidas de los carpinteros.

Un horno de madera es utilizado para secar madera que se ha cortado y está fresca y contiene un alto grado de humedad. Los carpinteros a veces eligen secar su propia madera debido a que tienen un gran suministro de madera húmeda o porque es más económica que pagar una compañía externa para hacerlo. Antes de comenzar con la construcción del horno, considera la cantidad de madera que secarás, entre 100 a 200 pies (30 a 60 mts) de madera pueden ser secados en un espacio que es de 60 a 80 pies cuadrados (5,4 a 7,2 mts cuadrados). Los hornos de madera solar son baratos para hacer y no cuestan nada para operarlos.

Asegúrate que el horno está posicionado de manera que el techo apunte hacia el sur si vives en el hemisferio norte. La parte superior del techo requerirá una exposición sin obstrucciones al sol. La inclinación del techo debe ser del mismo ángulo que la latitud de la ubicación del horno.

Construye el suelo con concreto o madera. Una razón para utilizar madera para la cubierta del suelo es darle al horno la habilidad de ser movido a una nueva ubicación si es necesario. Alinea el suelo con aislante que sea 6 pulgadas (15,2 cm) de grueso con un valor-R de 2,43 por pulgada (6,1 por pulgada). El valor-R indica la resistencia de la aislante al flujo de calor. Sella el suelo con pintura de techo de aluminio u otro aislante a prueba de humedad.

Comienza la construcción de las paredes luego de instalar el suelo. Construye una puerta a lo largo de la pared más ancha del horno. Esto permitirá que la madera se coloque dentro más fácil que si la pared estuviera ubicada en la pared más angosta. Aísla las paredes. Pinta las paredes interiores en color negro mate para que absorban una gran cantidad de calor y permitan que el horno funcione más efectivamente.

Corta un espacio para dos respiraderos en la parte superior de la pared trasera, como dos en la parte inferior. El tamaño de cada respiradero debería ser de 1 pie cuadrado (0,09 mts cuadrados). Los respiraderos deben ser con persiana para que el flujo de aire pueda ser restringido cuando sea necesario. Cubre los respiraderos con una pantalla para que no entren roedores al horno. Alinea las paredes con aislante que sea de 6 pulgadas (15,2 cm) de grueso con un valor-R de 2,43 por pulgada (6,1 por pulgada).

Pinta un vidrio claro de bloqueo de rayos ultravioletas en el techo. Un buen material para esto es el policarbonato corrugado, que puedes conseguirlo en la mayoría de las tiendas de suministros para invernaderos. Alternativamente, se pueden utilizar planchas de plástico. Mientras que la plancha de plástico servirá durante tres meses, es efectivo para atrapar el calor dentro del horno.

Cuelga dos ventiladores dentro del horno de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Los ventiladores solares de ático se instalan fácilmente y servirán para este propósito, mientras que los ventiladores puedan soportar temperaturas altas como 200 grados Fahrenheit o más (93 grados Centígrados). Los ventiladores llevarán aire fresco dentro del horno desde los respiraderos y soplarán el aire hacia el interior de la inclinación del techo a través de la pila de madera, si los respiraderos con persiana en la parte inferior están cerrados.

Sobre el autor

Sarah Scott has been writing for a variety of publications since 1994. Scott majored in English at California State University in Sacramento. She has worked as a teacher and tutor and enjoys teaching others. Her experience includes news copy, online articles, technical manuals as well as printed business advertisements.

Créditos fotográficos

  • Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article