Cómo conquistar el mundo

Escrito por Tania Ruiz ; última actualización: February 01, 2018

Overview

Conquistar el mundo es alcanzar tus metas, desarrollar tu potencial. Es lograr un estado de paz interior, es saber que tú eres el responsable de tu felicidad. Conquistar el mundo es conocerte y descubrir qué quieres y hasta dónde deseas llegar. El éxito puede ser un empleo gratificante, un amor especial, una vida de lujo y placer, desarrollo intelectual, reconocimiento y fama, o quizás conquistar el mundo sea la unión de todos esos factores. Independientemente del significado que le otorgues a la frase, puedes conquistar tu mundo conseguiendo un objetivo a la vez para ser feliz.

Sigue los principios del éxito y tendrás el mundo en tu mano.

Actitud mental de conquistador

Para conquistar el mundo necesitas adoptar una actitud mental positiva que te permita hacer frente a los problemas que se presentarán en tu camino al éxito. La vida está plagada de situaciones conflictivas; tu actitud mental positiva te llevará a buscar las soluciones adecuadas, a distanciarte del problema y darle su verdadera dimensión. Una actitud negativa, en cambio, te paraliza, te lleva a culpar a otros y te convierte en víctima de las circunstancias. Para tener una actitud positiva elimina los pensamientos de inseguridad, miedo y frustración. El principal enemigo a vencer eres tú mismo.

Establece tus metas

Para conquistar el mundo necesitas establecer tus metas, de esta manera sabrás a dónde deseas llegar y podrás dar los primeros pasos para conseguirlas. Toma lápiz y papel y realiza el siguiente ejercicio: - Establece tus objetivos generales de acuerdo a tu significado personal de éxito; por ejemplo tener mucho dinero, viajar por el mundo o ser un emprendedor exitoso. No te preocupes si parecen metas irrealizables. - Define objetivos específicos, con resultados concretos y un tiempo exacto para lograrlos, por ejemplo bajar 2 kilos de peso por mes. - Ahora diseña un plan de acción para lograr tus objetivos específicos.

Auto disciplina para conquistar el mundo

Ya sabes a dónde quieres llegar y qué empezarás a hacer para conseguirlo. ¿Ahora qué sigue? Un elemento muy importante: disciplina. La disciplina es hacer lo que debes en el momento indicado. Al comenzar el día, define cuáles serán tus actividades relacionadas con el logro de tus objetivos específicos. Dedícales un tiempo exacto. Si en tu plan está tener tu propia empresa, puedes comenzar por dedicar media hora a la investigación de tu mercado o a el estudio de tu competencia. Registra tus logros, al final de la semana te puedes premiar si cumpliste con las actividades correspondientes.

Aprovecha tus ideas

Ahora sabes a dónde quieres llegar y estás dando pequeños pasos para conseguirlo. Es probable que en tu mente se comiencen a gestar nuevas ideas para alcanzar tus metas. No las ignores. Si tienes una idea, actúa para ponerla en práctica. No te detengas a analizar todos sus inconvenientes o la dificultad de llevarla a cabo. Recuerda que quienes conquistan el mundo piensan y actúan. La única manera que tienes para descubrir si tu idea funciona es poniéndola en práctica.

Personalidad agradable

Si quieres conquistar el mundo, debes ser aceptado por sus habitantes. Tu actitud mental positiva te permitirá tener una personalidad agradable, pero también debes cuidar otros aspectos como ser amable, sincero, honesto, flexible ante las circunstancias adversas, ser cortés y decir lo adecuado en el momento correcto. Cuida tu apariencia física, tu tono de voz. Esto no significa que debas soportar humillaciones, pero trata de ser amable con todos, no sabes en qué momento esas personas puedan ser un factor determinante para que logres tu éxito.

Entusiasmo que conquista

El entusiasmo es la emoción que te permitirá poner todo tu empeño en la consecución de tus objetivos. Habrá días en los que lograr tu propósito parece imposible, pero esa mecha encendida con tu entusiasmo te mantendrá firme ante las adversidades. Tu entusiasmo contagiará a los que te rodean y te dará el impulso necesario para hacer, día a día, el trabajo requerido para alcanzar tus metas. Encuentra tu luz interior y deslumbra al mundo.

No te rindas ante una derrota

Una derrota sólo puede ser considerada como tal, si te rindes y dejas de luchar. Antes de sentirte vencido, pregúntate: ¿aprendí algo con esta experiencia?, ¿qué puedo mejorar en mi siguiente intento?, ¿cuáles son los errores que no volveré a cometer? No veas la derrota como una excusa para tirar todo tu esfuerzo por la borda. Toma lo bueno de la experiencia vivida y sigue adelante en tu camino. Recuerda: sólo fracasa quien no intenta nada.

No pierdas de vista tus objetivos

Las actividades cotidianas que estás acostumbrado a realizar pueden hacerte perder de vista tu objetivo supremo. Mantén enfocada tu atención en las metas que te has propuesto. El camino puede ser largo y, en algunas ocasiones, parece más tentador arrojar la toalla y sentarse a descansar: no lo hagas. Recuerda tu objetivo principal y trabaja duro para conseguirlo. El éxito puede estar a sólo un paso de distancia.

Cuida tu salud

No valdrá la pena conquistar el mundo si no puedes disfrutar de tu victoria. Cuida tu salud, come sano, haz ejercicio, y ten experiencias placenteras que eleven tu entusiasmo. Una buena salud física y mental te dará poder para realizar tus objetivos. Manténte alejado de las comidas rápidas que dañan tu cuerpo, sigue el ejemplo de personas que te inspiren y motiven. Disfruta de los momentos con tu familia, aprecia lo que tienes y prepárate para disfrutar lo que vendrá.

El momento perfecto es hoy

No esperes sentado a que se presenten las condiciones favorables para actuar. El momento perfecto es hoy. Si para ti conquistar el mundo es estar sano, empieza hoy eligiendo comida saludable; si es tener dinero, empieza hoy con la búsqueda de un nuevo trabajo o adquiere nuevos conocimientos; si deseas encontrar al amor de tu vida, empieza hoy a frecuentar nuevos sitios para que conozcas personas que coincidan con tus intereses. Sólo haz lo que te propones y verás que el mundo, tarde o temprano, caerá a tus pies.

Sobre el autor

Tania Ruiz G. es actriz de teatro desde hace más de 15 años, además se ha desempeñado como adaptadora de diversos guiones dramáticos. Actualmente labora en el campo de la narrativa y su libro de cuentos infantiles está en proceso de edición.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article