Las características de un huracán

Escrito por Dan Boone ; última actualización: February 01, 2018
Comstock Images/Comstock/Getty Images

Los huracanes son sistemas climatológicos masivos caracterizados por la velocidad, rotación y progresión del viento. Los huracanes frecuentemente duran más de una semana, moviéndose a una velocidad de 10 a 20 millas por hora (16 a 32 km por hora) antes de morir. Se intensifican a medida que se mueven, al capturar calor y energía del océano. Todos los huracanes tienen ciertas características que pueden observarse y medirse.

Formación del huracán

El agua caliente del océano es el combustible para los huracanes. Cuando el agua se evapora, el aire húmedo es forzado hacia arriba por los vientos que convergen y forman nubes. Sobre estas nubes hay vientos que son forzados a pasar sobre las mismas. Los vientos débiles en la periferia de la tormenta son reunidos y hacen que la tormenta crezca e influyen en su dirección.

Viento

El viento es la característica principal de los huracanes. Sopla en la misma dirección y a la misma velocidad y recoge aire de la superficie del océano. El viento es dispersado violentamente hacia afuera de la tormenta. Los huracanes están clasificados en cinco categorías según la velocidad de viento. Un huracán mínimo tiene vientos que viajan una velocidad de 75 millas/hora (120 km/hora). Un gran huracán puede presentar vientos de hasta 200 millas/hora (320 km/hora).

Presión

Los huracanes se forman debido a las diferencias entre zonas de alta y baja presión. Las zonas chocan y producen presión. Un huracán, una vez formado, también produce su propio sistema de presión. La presión central de aire del interior es menor que la presión alrededor, y menor que la presión del ambiente en el que se mueve el huracán.

Circulación

El flujo de circulación de nubes en un huracán puede ser masivo. Los huracanes siempre tienen circulación en sentido de las manecillas del reloj en el hemisferio Sur, y sentido contrario de las manecillas del reloj en el hemisferio Norte. El "efecto Coriolis" genera los giros en un huracán. Este efecto es un fenómeno en el que la rotación de un objeto en movimiento libre, como el viento, es influenciado por la rotación de la Tierra. El viento en el hemisferio Norte se desvía hacia la derecha, mientras que en el hemisferio Sur lo hace hacia la izquierda. Por esta razón la circulación de ciclones se forma en direcciones opuestas en los dos hemisferios.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article