×
Loading ...

Cómo ser un buen supervisor

Escrito por Isaiah David ; última actualización: February 01, 2018

Ser un buen supervisor requiere saber y respetar las habilidades de la gente a tu cargo y estimularlos a que sobresalgan; sin embargo, debes estar dispuesto a intervenir con un enfoque frío y desapasionado cuando hay problemas. Será más fácil hacer que las cosas funcionen sin problemas si tratas a tus empleados con respeto.

Loading ...

Evalúa las habilidades de aquellos a quienes supervisas. Si tienes alguna experiencia en el mismo nivel de jerarquía, proporciónales tus observaciones. Observa tanto la producción laboral como la interacción y relaciones entre los distintos trabajadores.

Haz una lista personal de los puntos fuertes y las debilidades de la compañía. Incluye ideas generales, por ejemplo consistencia, y también cosas que se relacionen directamente con tu departamento particular. No te censures. Entiende tu trabajo, pero también su relación con la compañía como un todo general.

Evalúa la necesidad de un cambio. Algunas veces, una compañía necesita un cambio radical de un nuevo supervisor. Otras, lo mejor es mantener el statu quo o continuar progresando de la misma manera que tu predecesor. No cambies las cosas sólo para parecer audaz.

Mantén las cosas en un nivel informal. Sólo porque eres un supervisor, no significa que debes mantener una distancia artificial entre tus trabajadores. Evita la tentación redefinir abiertamente la relación con tus compañeros de trabajo.

Delega trabajo y mantenta al margen. Asume que cada uno conoce su trabajo. Simplemente asigna proyectos y espera los resultados. La mayoría de las personas producen una mejor labor cuando se les otorga la autonomía y el respeto que desean como adultos.

Interviene desapacionadamente para corregir errores. Si parece que alguien no entiende un proyecto o se ha atrasado en una fecha límite, interviene para ayudarlo. Discute las necesidades del proyecto y lo que debe hacerce, en lugar de avergonzar, amenazar o apelar a la lealtad o amistad personal.

Ofrece alabanzas, para alentar y recompenzar un buen trabajo. Si alguien tiene dificultades con un proyecto, alábalo cuando logre hacerlo bien. Si otro trabajado sobresale, alábalo para reconocer sus logros.

Consejos

Alaba frecuentemente, pero no muy a menudo. Si siempre dices algo lindo, deja de significar tanto. Por otro lado, si nunca dices nada bueno, aquellos a quienes supervisas pueden sentirse desalentados.

Advertencias

Evita las palabras de moda corporativas. Suelen existir para los supervisores incompetentes que disfrazan su vacuidad personal, bajo una capa de vacío profesional comercializado.

Loading ...
Loading ...

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images
Loading ...
Loading ...
Loading ...