Cómo usar azúcar para almidonar objetos de algodón de ganchillo

Escrito por Ann Jones ; última actualización: February 01, 2018
Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

El algodón de ganchillo es un hilo fino usado con frecuencia para crear tapetes, manteles y copos de nieve decorativos. Debido a su combinación de finura y durabilidad, el algodón de ganchillo resulta ideal para crear piezas abiertas de encaje. Si no deseas que tu trabajo terminado quede flojo y poco consistente, debes aplicar una pesada capa de almidón. El almidón líquido para telas es una opción, pero también puedes endurecer tus prendas de algodón a bajo costo, usando azúcar y agua.

Mide 1/2 tazas de azúcar granulada en una taza medidora y vértela en una cacerola.

Añade 1/2 tazas de agua y revuelve bien. Para objetos más grandes o para mayores cantidades, puedes usar más azúcar y agua, manteniendo la misma proporción.

Hierve la mezcla de azúcar y agua y luego apaga el fuego. Deja enfriar la mezcla.

Humedece el objeto que deseas almidonar en agua pura y luego sumérgelo en la cacerola con agua azucarada durante un minuto con el fin de saturarlo por completo.

Saca el objeto del agua azucarada y seca el exceso de líquido con una toalla limpia.

Dobla la otra toalla en cuartos y extiende un trozo de papel blanco limpio sobre ésta.

Extiende el objeto de ganchillo sobre el papel, acomódalo en la forma que desees y usa alfileres rectos para sujetarlo contra el papel y la toalla. Deja secar el objeto hasta que se endurezca, lo que podría tomar varios días dependiendo de su grosor o del tamaño del ganchillo.