Adjetivos para describir el clima

Escrito por Gisela Giunti ; última actualización: February 01, 2018
El clima antártico, ejemplo de clima frío.

Los adjetivos son parte constitutiva de la gramática y cumplen una función central ya que son necesarios para describir, calificar, comparar. Son en sí mismos cualidades que definen características físicas, psicológicas de las personas o generalidades de los objetos. Sin embargo, pueden aparecer en la descripción de estados de ánimo, de salud, del tiempo o clima y de nacionalidades.

El género

Cielo azul.

Si uno piensa en la forma de los adjetivos también debe recordar que no siempre tienen género sino que se los considera invariables, por lo que podríamos calificar a un sustantivo masculino o femenino con un adjetivo terminado en -e como inteligente, agradable, paciente. La función principal que conocemos es la que se usa en referencia a las cualidades de personas como: Pedro es conversador, María es simpática, Juan es brasileño, Demián es soltero.

El adjetivo y el artículo: la sustantivación en español

Clima despejado.

Si usamos un artículo delante del adjetivo, logramos lo que se denomina "sustantivación" y eso hace que en lugar de tener una frase como Juan es brasileño tengamos una que diga "el brasileño", de esa forma estamos clasificando y destacando a alguien o algo. No todos los adjetivos se escriben después de un sustantivo. Algunos se adelantan a este y se acortan, se apocopan: buen hombre (hombre bueno), gran fiesta (fiesta grande), entre otros.

Los adjetivos del clima

Clima desértico.

El clima está frío caluroso, está nublado y además húmedo. Todas estos estados del tiempo se vehiculizan a través del verbo estar que es el verbo indicado para esto. Sin embargo, el verbo hacer se utiliza con los sustantivos calor y frío ya que estos no son adjetivos: hace calor y hace frío. Otros adjetivos relacionados son: templado, soleado, seco, cálido, desértico y fresco.

La variedad de opciones

Palmeras en un día soleado.

El clima soleado, la estación del año más templada, el tiempo inestable, la estepa nevada, playa calurosa, los veranos húmedos y el cielo nublado son solo algunos de los ejemplos que pueden darse cuando hablamos de adjetivos y el tiempo. Algunos de los adjetivos son participios pasados terminados en -ado, -ada e-ido, -ida aunque muchos de ellos tienen terminaciones propias.

Sobre el autor

Gisela Giunti is an Argentinean Spanish language trainer/teacher and proofreader. She holds a Bachelor in communications and journalism. She is currently studying LNP (n neurolinguistic programming). She has also worked in different fields related to communication, press, teaching and public relations.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article