Cómo acortar una camisa larga

Escrito por Andrea Griffith ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages /Polka Dot/Getty Images

Algunas veces comprar ropa puede ser muy frustrante. Puede que encuentres algo que te gusta, pero no te queda bien, o algo que te queda perfectamente pero no te gusta. Si te gusta algo que es demasiado largo, trata de modificarlo tú misma. Coser una camisa es fácil y no lleva mucho tiempo.

Ponte la camisa frente a un espejo y determina cuánto debes acortarla.

Dibuja una línea en el frente y los lados de la camisa, del largo que desees que quede. El rotulador de tela desaparecerá en 20 minutos.

Da vuelta la camisa al revés y colócala sobre una mesa. Si es abotonada, mantenla abierta.

Coloca la regla sobre la prenda 1/2 pulgada (1 cm) por debajo de las marcas; para evitar que la camisa sea demasiado corta, marca siempre con un alfiler debajo del largo deseado. Con el rotulador, dibuja una línea pareja y recta alrededor de la camisa.

Corta la parte inferior de la tela por debajo de la línea trazada. Dobla la tela hacia arriba por la línea y sostén con alfileres en toda la camisa.

Ponte nuevamente la camisa para asegurarte de que la parte inferior esté pareja y del largo deseado. Ajusta el largo y los alfileres si es necesario.

Enhebra la aguja con el hilo del mismo color que la camisa. Usa alrededor de tres pies (90 cm) de hilo, y recuerda hacer un nudo en el extremo.

Da vuelta la camisa al revés. Atraviesa la aguja por la parte interna de la camisa en la tela doblada. Toma apenas unas pocas fibras de la parte exterior de la camisa con la aguja; lo suficiente para coser la parte exterior de la tela, pero no tanto para que el hilo se vea.

Tira el hilo hacia el interior de la camisa. La puntada debe ser muy pequeña.

Repite la costura a 1/2 pulgadas (1 cm) del dobladillo. Continúa haciéndolo hasta que toda la camisa esté dobladillada.

Haz varias puntadas pequeñas una sobre otra para ajustar el hilo. Corta el hilo sobrante.

Pasa la plancha caliente sobre el dobladillo para que la parte de abajo de la camisa esté pareja y prolija.

Consejos

Si la camisa está hecha de una tela que encoge, lávala primero para no terminar acortando demasiado la prenda.

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages /Polka Dot/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article