Cómo hacer que un huevo sobreviva a una caída de 6 metros

Escrito por Gerardo G. ; última actualización: August 08, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si entraste a un concurso de dejar caer huevos, hay básicamente dos estrategias que puedes usar para ayudar a un huevo a sobrevivir la caída. La primera es amortiguar el impacto y la segunda es reducir la velocidad de la caída. Si puedes escoger tu propio huevo, puedes suavizarlo con vinagre para ayudarlo a absorber el impacto. Eso ayudará pero, por si sólo, no evitará que el huevo se rompa.

Amortigua el impacto

Cubrir el huevo en algo que pueda absorber la fuerza del impacto puede protegerlo de una caída. Necesitarás algo que sea altamente compresible para esto. El agua no funcionará, ni los sólidos suaves como la mantequilla de maní o el azúcar, o cualquier líquido incompresible o polvo. Sin embargo, un gas es compresible y el aire es un gas, así que cualquier cosa que contenga un montón de aire debería funcionar. Las posibilidades incluyen; globos, palomitas de maíz, maní empaquetado, fajos de papel o un puñado de cereal. Encapsula el huevo en cualquiera de estos dentro de una bolsa plástica o de papel o en un calcetín. Si tienes una envoltura de burbujas en casa, envolver el huevo en varias capas del plástico de burbujas también debería proporcionar un buen amortiguador.

Ralentiza la caída

Reducir la velocidad de la caída es esencial para mantener el huevo en una sola pieza, pero el ralentizarlo no sustituye la protección. Un paracaídas, por ejemplo, hace que las cosas caigan más lento, pero si alguna vez has visto a un paracaidista aterrizar, sabrás que el impacto puede ser fuerte (lo suficiente como para romper un huevo). Esto significa que, si creas un paracaídas para el huevo, todavía necesitarás protegerlo. También puedes intentar atar varios globos al huevo antes de lanzarlo, en vez de construir un paracaídas; podrían disminuir el descenso del huevo. Los rotores aerodinámicos, como los que se encuentran en un gorro con hélices, también pueden funcionar. El peso del huevo en realidad hace que los rotores giren más rápido para frenar su caída. Si los rotores son del tamaño correcto, el huevo puede caer lo suficientemente lento como para sobrevivir, incluso sin protección adicional.

Combina las estrategias

Es casi seguro que el huevo sobreviva si lo amortiguas adecuadamente y ralentizas su caída lo suficiente al mismo tiempo. Es posible hacer esto de muchas maneras, y puede tomar algo de creatividad encontrar la mejor manera en función de tus recursos. Algunas competiciones limitan los materiales que puedes usar, y también requiere creatividad trabajar dentro de esos requisitos.

Paso 1: Protege el huevo

Encuentra un contenedor adecuado, como un contenedor plástico para comida, un calcetín, una bolsa con cierre hermético o un sobre acolchado. Llena el contenedor con maní, palomitas de maíz, cereal o cualquier otro material que contenga mucho aire. No olvides dejar espacio para el huevo. Coloca el huevo dentro, asegurándote de que esté rodeado del material amortiguador, y cierra el contenedor.

Paso 2: Hazlo flotar en vez de caer

Sujeta algo al contenedor para que caiga más despacio. Las posibilidades incluyen:

  • Varios globos de tamaño mediano.
  • Un paracaídas improvisado a partir de una tela liviana o un pergamino de papel.
  • La hélice de un gorro helicóptero.

Puedes atar cualquier cosa que vayas a usar al contenedor o fijarlo con cinta adhesiva. Si decides usar una hélice, lo mejor es conectarla con un alambre calibre 14. Pasa el alambre a través del centro de la hélice y dóblalo hacia atrás sobre si mismo para fijar la hélice mientras permites que gire. Fija el otro extremo del cable a su contenedor.

Consejos


Una cáscara de huevo contiene carbonato de calcio, el cual es duro pero quebradizo. Según Juan Silva, profesor de ciencias de la alimentación en la Universidad de Mississippi, el vinagre disuelve el carbonato de calcio y hace que la cáscara sea menos frágil. Por cierto, sumergir un huevo en vinagre durante la noche puede no sólo ayudar a que sobreviva una caída, sino que también facilita el pelar la cáscara del huevo después de hervirlo.

Este artículo fue realizado con la ayuda de sciencing.com