Cómo convertir el oxígeno en líquido

Escrito por Morgan Adams ; última actualización: February 01, 2018

El oxígeno se convierte en líquido a una temperatura muy baja, a menos de 183 grados centígrados (361,40 g°F). Para lograr que el oxígeno baje a dicha temperatura se requiere la compresión y el enfriamiento del aire. Se necesitan sistemas complejos para convertir grandes cantidades de oxígeno líquido, pero pequeñas cantidades se pueden convertir fácilmente por medio de este proceso.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Vierte el nitrógeno líquido en un recipiente metálico. El nitrógeno es una parte de nuestro aire y el líquido es una versión extremadamente fría de este gas. El oxígeno líquido se recogerá automáticamente en una forma condensada en el exterior de la lata.

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Permite que el oxígeno líquido gotee hacia abajo. Recógelo a medida que gotea de la lata. En un frasco de vidrio, el oxígeno líquido se verá azul. El color azul se puede quitar pasando el líquido a través de un gel de sílice, pero el azul volverá si el oxígeno líquido se deja reposar.

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Manéjalo con cuidado. El oxígeno es inflamable en forma líquida y se utiliza incluso como un explosivo cuando se combina con el carbono finamente dividido. El hidrógeno y el oxígeno líquido son utilizados juntos como propulsores para transbordadores espaciales.

Consejos

Debido a su baja temperatura, el oxígeno líquido no puede ser inhalado por los seres humanos.

Advertencias

Usa gafas protectoras y guantes al manipular estos productos fríos.